Los 24 universitarios de Mequinenza becados por la Fundación Joaquín Torres participan virtualmente en el acto de entrega de estas ayudas a los estudios

En el transcurso del acto se ha destacado la figura de Torres y su generosidad y se ha agradecido el esfuerzo del Ayuntamiento de Mequinenza que ha permitido mantener la dotación económica de las ayudas en un año complicado por la pandemia

El acto de entrega de las Becas de la Fundación Joaquín Torres se ha celebrado virtualmente y en varios escenarios como consecuencias de las restricciones derivadas de la pandemia de la covid-19. La ceremonia, que en los últimos años se celebraba en la Sala Goya, con sorpresa incluida, se ha retransmitido en directo a través de internet, radio y televisión y en ella han participado los 24 universitarios de Mequinenza becados este año que recibirán una ayuda de 1.200 euros cada uno, la misma cantidad que en la edición del año pasado. La mayoría siguen estudios relacionacos con la rama sanitaria y salud y lo hacen, principalmente, en la Universitat de Lleida (UdL), en la Universitat Rovira i Virgili (URV), en la Universitat de Barcelona (UB), o en la Universidad de Zaragoza.

Antonio Sanjuan, alcalde en funciones que ha ejercido como presidente de la Fundación, destacaba “el importante papel de la Fundación para el futuro de nuestros jóvenes” de ahí el “esfuerzo extraordinario que hemos hecho para dotar la edición de este año de presupuesto suficiente”, con una aportación por parte del consistorio de 20.800 euros. Aseguraba que la entidad “tiene que estar por encima de todas la vicisitudes”  y destacaba el hecho de que “en nuestra zona no existe nada parecido” que ha permitido en 27 años entregar más de 700 becas por valor de más de 800.000 euros.

A la situación económica de los mercados derivada de la alerta sanitaria por la pandemia de la covid-19 se ha referido María José Fornos, secretaria de la Fundación. Afirmaba que la caída había comprometido la convocatoria ya que las becas se nutren de los beneficios de una generosa donación de este mequinenzano que triunfó en el mundo editorial en Latinoamérica. Agradecía el esfuerzo de los miembros de la Fundación y “el que ha hecho el Ayuntamiento en un momento complicado.

En al acto ha participado Ilu Torres, miembro del Patronato de la Fundación Torres y familiar de Joaquín Torres que ha destacado “lo complicado que ha resultado este año la convocatoria de las Becas” y agradecía el esfuerzo del Ayuntamiento. Anunciaba una de las sorpresas de la ceremonia de entrega, la participación de Ángel Gimeno, sobrino de Torres, de 96 años de edad que ha intervenido desde LLoret, donde reside.

Gimeno recordada alguna vivencia persona con su tío, su talante, que se trataba de una persona “muy cauta” y una frase que repetía a menudo: “no somos eternos”. También se refería al momento en el que, en 1975, anunció su intención de poner en marcha una Fundación para ayudar a los estudiantes universitarios de su Mequinenza natal, una noticia que fue muy bien recibida.

Por último los 24 becados, de los que 5 han finalizado sus estudios, han agradecido a la Fundación y al Ayuntamiento el “esfuerzo tan extraordinario y tan necesario para los estudiando” y destacaban el gesto de Joaquín Torres “que quiso invertir su dinero en nosotros por el simple hecho de estudiar facilitando así nuestra formación de cara al futuro”. Todos han coincidido en lamentar que el acto no se haya podido realizar presencialmente y lo “gratificante que supone recibir estas becas”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.