La Escuela Municipal Infantil “La Ruella” de Mequinenza despide el curso tras una atípica recta final

Los pequeños que se despiden del Centro este curso no han podido celebrar la tradicional graduación de forma conjunta en el transcurso del festival final de curso que no se ha celebrado por las restricciones de aforo por la covid-19

Después de cuatro meses y medio los alumnos de la Escuela Municipal Infantil “La Ruella” de Mequinenza acompañados por sus familiares volvían a las aulas fugazmente y de forma escalonada, cumpliendo con todas las medidas de seguridad para evitar contagios por la covid-19, para recoger sus enseres. Un atípico final de curso por las circunstancias que no han permitido la celebración del tradicional festival en el que se despedía a los alumnos que en septiembre comenzarán sus estudios en el Colegio María Quintana de la localidad.

Aunque los pequeños no han podido disfrutar de su tradicional fiesta de final de curso y de su graduación no ha faltado el diploma que acredita que han superado el curso con referencias al periodo de confinamiento “por pasar el Estado de Alarma en casa con buena actitud, buen comportamiento y siempre con una gran sonrisa”, la orla y un dulce obsequio para todos y el birrete para los alumnos que abandonan el centro con foto individual en un “photocall” instalado en el exterior del Centro como recuerdo. Las educadoras han recibido el reconocimiento de las familias por su labor en este excepcional curso.

Desde mitad del pasado mes de marzo la Escuela ha permanecido cerrada, justo antes de la declaración del Estado de Alarma por la pandemia, aunque las educadoras han permanecido en contacto con los alumnos gracias a las redes sociales y en concreto con la puesta en marcha del proyecto “La Ruella TV”. Una iniciativa que ha sido muy bien recibida por las familias y que se puso en marcha coincidiendo con la inauguración de la página oficial de Facebook de la Escuela.

Una actividad que ha supuesto un reto tecnológico y de creatividad que se ha traducido en más de 60 vídeos llenos de propuestas y actividades dirigidas a los pequeños con el objetivo principal de mantener el contacto con el alumnado. Un intenso y arduo trabajo que desde la concejalía de educación se ha querido destacar, “no ha sido fácil en esta situación excepcional y con la rapidez con la que se ha desarrollado todo”, apuntaba Débora Bravo responsable del área, “pero nos quedamos con el excelente resultado de la iniciativa y la gran aceptación que ha tenido”.

El curso está previsto que comience de forma presencial a principios del próximo mes de septiembre, con 31 inscritos, y a expensas de la evolución de la pandemia, con un protocolo que obligará a situar a los alumnos en grupos de convivencia reducidos evitando la interacción entre ellos lo que ha obligado a organizar el uso de las zonas comunes y refuerzo en limpieza e higiene.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.