El Ayuntamiento de Mequinenza ha solicitado un informe técnico y jurídico para delimitar las posibles responsabilidades en el mantenimiento del embalse de Ribarroja

El estudio determinará el estado actual en el que se encuentra el embalse así como el grado de responsabilidad de los organismos que lo gestionan y explotan en su mantenimiento

El Ayuntamiento de Mequinenza ha encargado un estudio técnico y jurídico que clarifique las responsabilidades que tienen los organismos que gestionan y explotan el embalse de Ribarroja en su mantenimiento. Una decisión que se ha tomado ante el estado en el que se encuentra el embalse con serios problemas de acumulación de lodos y maleza y de proliferación de macrófitos. Una situación que impide el aprovechamiento de un recurso económico importante para el municipio.

Así lo informó Magda Godia, alcaldesa de Mequinenza,  en la última sesión ordinaria de pleno. Una decisión que se ha tomado ante la falta de soluciones a un problema que va en aumento y que está generando mucha preocupación entre los vecinos, por cuestiones relacionadas con la salud, afectando al sector socioeconómico de la localidad y al turismo. Un paso previo, tras múltiples quejas oficiales y reuniones, que deja la puerta abierta a posibles futuras acciones legales para defender los intereses del municipio.

PUBLICIDAD

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.