Los pueblos muy mineros captan el 38% de las ayudas Miner a empresas

Aragón prioriza 40 proyectos que prevén invertir 77 millones y crear 263 empleos

Las ayudas del carbón para proyectos empresariales han sido acaparadas en los últimos años por poblaciones que carecen de actividad minera, pero que tienen acceso a estos incentivos por haberla tenido en el pasado o ser limítrofe. Este desequilibrio, que ha sido motivo de críticas en los pueblos más afectados hoy por el fin de esta industria, se ha corregido en parte en la priorización de iniciativas aprobada ayer por la Mesa de la Minería de Aragón. En concreto, 18 de los 40 nuevos proyectos seleccionados en la lista, correspondientes a la convocatoria del 2018, se localizan en municipios considerados muy mineros. Representan en torno al 38% del total de la inversión subvencionable (77 millones) y el 46% del empleo conjunto que se prevé generar (263).

Ariño es uno de los pueblos más tocados por el fin del carbón, tras el cierre a principios de año de la mayor mina del sector que quedaba, y cuenta con tres proyectos sobre la mesa que suman casi 10 millones de inversión y 22 puestos de trabajo. Entre ellos, destaca una planta para la producción de prefabricados de yeso, impulsada por la empresa Rapid Building System Spain, que plantea crear 16 empleos con una inyección económica de 8,8 millones.

Andorra, el otro gran municipio dependiente del carbón, ha vuelto a quedar muy relegada en estas ayudas. La villa minera, donde dentro de un año verá cerrar la térmica que quema los lignitos turolenses, acoge tres de los proyectos pero de poca envergadura: 1,5 millones de inversión y ocho empleos. El más importante de ellos es una fábrica de fideos japoneses impulsada por la firma Noodles Andorra 2020, creada hace dos meses y que prevé generar seis puestos de trabajo.

Fraga y Mequinenza / Las inversiones de mayor envergadura se encuentran en Mequinenza, Fraga y Montalbán. En la primera destaca una planta de prefabricados de hormigón (35 empleos y 9,6 millones de inversión) y un cámping de lujo (21 puestos y 5,9 millones). En la capital del Bajo Cinca hay priorizados nueve proyectos que suman más de 15 millones de inversión y 54 nuevos trabajadores.

Y en la localidad de la comarca Cuencas Mineras figura una planta de reciclaje de residuos sólidos urbanos, de la empresa Politer, que espera generar 35 empleos con una desembolso de 6,3 millones.

PUBLICIDAD

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.