“Los felices años 20” cierran el II Taller de Historia “Mequinenza en sus documentos”


Esta actividad organizada por el Grup d’Investigació Coses del Poble se ha centrado en la mujer y se ha desarrollado en la Casa de la Cultura

La Casa de la Cultura de Mequinenza acogió la segunda y última jornada de la segunda edición del Taller de Historia “Mequinenza en sus documentos” que organiza el Grup d’Investigació Coses del Poble. Este año esta actividad se ha centrado en la mujer. El historiador Jacinto Bonales ha aportado una visión de su papel en la sociedad desde la época romana y visigoda hasta después de la Guerra Civil.

El taller se inauguró con una primera sesión denominada “La mujer hasta el siglo XIX. La pérdida de derechos” para continuar con “Los felices años 20”. La segunda sesión del taller arrancó con la mirada puesta en la vestimenta de finales del siglo XIX y principios del XX donde se veía la revolución en la forma de vestir reflejo de la sociedad de la época en Mequinenza, una localidad muy avanzada y abierta gracias a las relaciones y vínculos con Zaragoza y Barcelona.

Unos años en los que se produce una lucha soterrada entre los grandes terratenientes, que tenían derechos políticos por sus propiedades, y los propietarios de la minas, que al no tener esos derechos buscan otras vías de influencia contra el sistema a través de la democracia, la república, el cooperativismo y la cultura. Una situación que se traduce en un choque generacional y que, en lo que se refiere a los derechos de la mujer, no se ve reflejado en la legislación de finales del siglo XIX.

A través de los documentos analizados en la sesión, buena parte de ellos notas de sociedad  y noticias aparecidas en periódicos sobre violencia de género, se puso en evidencia la diferencia entre la Mequinenza oficial, la de las élites, y la real. También se analizaron diversos documentos provenientes del Juzgado Municipal de Mequinenza, juicios verbales entre 1907 y 1920, en los que se reflejan reclamaciones sobre cuestiones de trabajo, herencias, libertad de la mujer o sobre “palabras deshonestas” que podían marcar el futuro de una mujer.

Referencias a la mequinenzana María Quintana que fue un referente en la época, una mujer moderna, abierta a los cambios y culta y a Amparo Fuertes, impulsora de iniciativas como una red dirigida a la infancia y los huérfanos, de las bibliotecas de guerra o de la Unión de Juventudes Socialistas de la Comarca, que marca un punto álgido de los derechos y en papel de la mujer con la llegada de la Segunda República. Avances que con el fin de la Guerra Civil desaparecen

PUBLICIDAD

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.