Las Fiestas de San Blas y Santa Águeda de Mequinenza declaradas Fiesta de Interés Turístico de Aragón

El pasado mes de agosto, el Consejo Comarcal del Bajo Cinca, acordó iniciar la tramitación de la declaración.

El Boletín Oficial de Aragón (BOA) ha publicado la orden por la que se declaran las Fiestas de San Blas y Santa Águeda de Mequinenza como Fiesta de Interés Turístico de Aragón. Tal y como indica la publicación “por tratarse de un festejo popular muy arraigado en la localidad, que se celebra desde hace varios siglos con activa participación de la población, en la que tiene un notorio enraizamiento, así como por tratarse de una celebración original”.

Las Fiestas de San Blas y Santa Águeda promocionarán su declaración durante la Feria Internacional de Turismo (FITUR) que tendrá lugar en Madrid del 23 al 27 de enero, dentro del stand del Gobierno de Aragón y representando al Bajo Cinca, días antes de la celebración de las Fiestas, prevista del 8 al 10 de febrero, donde se estrenará oficialmente la declaración de Fiesta de Interés Turístico de Aragón.

El pasado mes de agosto, el Consejo Comarcal del Bajo Cinca, acordó iniciar la tramitación de la declaración contando con el Ayuntamiento de Mequinenza y las comisiones de San Blas y Santa Águeda que aportaron la documentación requerida así como diferente material fotográfico, documental y audiovisual para certificarlo. El objetivo de esta iniciativa es poner en valor y promocionar la festividad, de la que se tiene constancia desde –al menos- hace 300 años, reforzando de esta manera su atractivo turístico.

Se trata de una Fiesta muy arraigada y participativa que ha sufrido algunos cambios a lo largo de estos 3 siglos acentuados por el traslado, en la década de los 70, del antiguo núcleo urbano del municipio, el “Poble Vell”, al actual, por la construcción del embalse de Riba-roja. Un punto de inflexión que hizo que la organización de la festividad de San Blas, que corría a cargo de los hombres, y la Santa Águeda, de las mujeres, haya pasado, en la actualidad, a manos las comisiones de San Blas y Santa Águeda, formadas exclusivamente por mujeres, como parte de la evolución de las Fiestas.

Sí que se ha mantenido a lo largo de todos estos años la tradición del diseño y la elaboración totalmente artesanal de espectaculares disfraces, incluso cuando existía prohibición en tiempos de la dictadura, como seña de identidad y referente en todo el Bajo Cinca. Auténticas obras de arte que compiten en dos concursos dotados con importantes premios en metálico.

PUBLICIDAD

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.