El Mequinenza se lleva en los penaltis el XXIX Torneo de Fútbol Villa de Mequinenza frente al Lleida Esportiu Juvenil de la División de Honor

Abel Chiné, tras cuatro temporadas en el Club, recibió el cariño de la afición tras anunciar su retirada del fútbol

El Mequinenza Club Deportivo da prácticamente por terminada la pretemporada haciéndose con la victoria en los penaltis en el XXIX Torneo de Fútbol Villa de Mequinenza ante su público y frente al Lleida Esportiu Juvenil de la División de Honor. Fue la  presentación oficial ante la afición del equipo entrenado por Oleguer Baldomá, con el ex judagor verde Félix Redondo como segundo, y la despedida de Abel Chiné, que tras cuatro temporadas en el Club ha decido colgar las botas. El centrocampista fue obsequiado con una placa conmemorativa y la camiseta con el número 20 que lució en las últimas temporadas.

Tras el homenaje y la foto del equipo el balón comenzó a rodar en el Campo Municipal “Las Rías” con buenas oportunidades en los primeros quince minutos de partido para los locales que no supieron aprovechar. Poco a poco el Lleida se fue haciendo con el control del partido presionando la salida de los verdes y aprovechando alguna jugada de estrategia a balón parado aunque sin generar excesivo peligro hasta que en el minuto 37, Pau Font culminaba una jugada por la izquierda y ponía por delante a los de la Terra Ferma.

Ya en la segunda mitad el Mequinenza mejoró en el juego y volvió a recuperar el dominio del balón generando varias ocasiones en los primeros minutos tras la reanudación aunque sin fortuna. En el 65, Guillem Aldabó, que se retiraría lesionado en la recta final del partido, era derribado en el área visitante. El árbitro señalaba penalti que el propio Aldabó se encargó de transformar devolviendo la igualdad al marcador. A partir de ese momento los verdes dispusieron de las mejores ocasiones la más clara la de Javi Polo en el 71, que se quedó solo ante el portero.

El Lleida Esportiu también dispuso de alguna ocasión más pero el marcador ya no se movió y el ganador se decidió a los penaltis donde los locales estuvieron más acertados llevándose la victoria final. El presidente del Mequinenza, Víctor Sicilia, entregó el Trofeo a Juanan Esteban tras el partido en el que la nota negativa fue la lesión de Guillem, cuyo alcance se desconoce a una semana de inicio de la liga frente al Fuentes en el mismo escenario.

PUBLICIDAD

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.