Conmemoran en el Monumento de los “Auts” de Mequinenza el 80 aniversario del inicio de la Batalla del Ebro.

En el acto, organizado por la Asociación Memoria Histórico Militar Ebro 1938, han participado dos ex combatientes que han depositado una corona de laurel a los pies del Monumento y han recibido una medalla conmemorativa

El Monumento de los “Auts”, levantado en 1998 por la Agrupación de Supervivientes de la Quinta del Biberón en el puerto de la carretera de Fayón, en el término municipal de Mequinenza, ha acogido el acto de conmemoración del 80 aniversario del inicio de la Batalla del Ebro. En él han participado cerca de un centenar de personas entre las que se encontraban dos excombatientes: José Mir Sales, mequinenzano de 98 años, que sirvió en el Ejército Popular de la República y Germán Visús Dies, residente en Fayón de 102 años de edad, perteneciente al Ejército Nacional, que han depositado una corona de laurel a los pies del monumento en homenaje a los caídos.

Las actividades programadas, impulsadas por la Asociación Memoria Histórico Militar Ebro 1938 de Fayón, han comenzado poco antes de las 10 de la mañana con la lectura de unas cartas de un soldado que combatió en Mequinenza, donde hace ahora 80 años las tropas republicanas atravesaron el Ebro para arrebatar territorio a los sublevados, la denominada “bolsa de Mequinenza”, para hacerse con el control del “Cruce de Gilabert, donde se encontraban las carreteras de Fayón y Fabara. A continuación dos F-18 del Ala 15 de la Base de Zaragoza han realizado un vuelo rasante y se ha entregado una medalla conmemorativa a cada excombatiente, que han compartido experiencias con los asistentes al acto coincidiendo ambos en los “horrores y las atrocidades que vivimos en la Guerra Civil”.

En al acto han intervenido los alcaldes de Mequinenza y Fayón. Magda Godia, alcaldesa mequinenzana, agradecía la invitación a “este acto emotivo y sentido”. En su intervención incidía en que cada uno puede tener sus ideas y que tiene que prevalecer el consenso “utilizando la palabra y nunca las armas para solucionar nuestras diferencias”, refiriéndose a la leyenda del Monumento de los Auts” en la que puede leerse “A los que perdieron, que fueron todos”. Por su parte el alcalde de Fayón, Roberto Cabistany, recordó que la Batalla del Ebro “fue una de las más sangrientas” y constató “un fracaso como país” de ahí la necesidad de “aprender de nuestros errores”. Ambos coincidían en afirmar en que “estos acontecimientos no vuelvan a repetirse”.

PUBLICIDAD

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.