Los alumnos de primaria y secundaria de Mequinenza recogen 300 kilos de residuos en una actividad de concienciación ambiental promovida por P&G.

En esta acción han participado más de un centenar de personas entre alumnos, profesores, voluntarios de las entidades colaboradoras y personal de la planta de P&G en la localidad que ha impulsado esta iniciativa

Bajo el lema #love_entorno se ha desarrollado esta actividad de concienciación ambiental dirigida alumnos de infantil y primaria de Mequinenza que ha puesto el acento los residuos que generamos y dónde los depositamos para “mejorar nuestro entorno”. En esta acción han tomado parte más de un centenar de personas entre alumnos del Colegio María Quintana y de la Sección de Mequinenza del IES Bajo Cinca, profesores, voluntarios de las entidades colaboradoras y personal de la planta de Procter & Gamble (P&G) de la localidad. Entre ellos se encontraba Chris Horner, director de la planta, y Magda Godia, alcaldesa de Mequinenza.

El objetivo principal es despertar sensibilidades tanto de respeto por el medio ambiente como de actitudes cívicas para evitar que los residuos que generamos acaben en el entorno. Entre los ejemplos que se han tratado evitar que un envoltorio del desayuno lanzado al suelo en el patio de recreo acabe contaminando un rico entorno natural como el de Mequinenza atravesado por los ríos Cinca, Segre y Ebro, que se unen en el denominado “Aiguabarreig” donde habitan numerosas especies de aves, y en cuyo término municipal se encuentran dos grandes masas de agua: los embalses de Riba-roja y Mequinenza.

La actividad ha arrancado con una pequeña charla y la proyección de varios audiovisuales que incidían en la importancia de cuidar los recursos naturales de los que disponemos y especialmente el agua, elemento con el que trabajan los alumnos del Colegio María Quintana dentro del proyecto “Stronger Together” del programa europeo Erasmus+. A continuación se han dado una serie de consejos de seguridad a tener en cuenta para iniciar la segunda parte de la acción que ha consistido en una recogida de residuos en el Paseo Fluvial en la zona conocida como “El Muro” por medios terrestres y acuáticos. Para ello se ha entregado un “kit” para poder llevar a cabo los trabajos cuyo resultado ha sido la retirada de 300 kilogramos de residuos entre latas, botellas, plásticos, envoltorios e incluso neumáticos.

Esta actividad, que ha finalizado con un desayuno saludable y una foto de familia, está impulsada por la planta que P&G tiene instalada en Mequinenza dentro de la celebración del 50 aniversario de la multinacional en España y como parte de las actividades ambientales que se organizan coincidiendo con la Semana de la Tierra y que en los últimos años se han abierto a la participación de todos los vecinos de la localidad. Ha contado con la colaboración de la Sociedad de Pesca “El Siluro”, el Coto del Embalse de Riba-roja, la Federación Aragonesa de Pesca, el Capri Club y el Ayuntamiento de Mequinenza.

PUBLICIDAD

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*