El PAR en la Comarca de Bajo/Baix Cinca presenta 2 mociones para esclarecer la denuncia del Presidente de la Comarca

Pleno tenso en el que el PSOE no quiso aprobar las 2 mociones para su debate.

Alejandro Poy, presidente y portavoz del PAR en el Bajo Cinca. Foto: Digital Fraga TV.

El Partido Aragonés defendió ayer su postura sobre las presuntas irregularidades en las obras de la sede comarcal de la institución bajocinqueña, que aparecieron en la prensa. Ese mismo día, y ante la necesidad imperante, el partido aragonés presentó y registró telemáticamente a las 15.05 horas de la tarde dos mociones que pretendían arrojar luz y disipar cualquier atisbo de duda existente en los procedimientos legales llevados a cabo en la ejecución del proyecto de la construcción de la sede.

Unas mociones que debieron entrar por urgencia en el orden del día, algo a lo que el PSOE y Fraga Aragón Sí Puede-Podemos se negaron, rompiendo de alguna manera esa especie de pacto no escrito entre compañeros de corporación, que facilita la entrada de las mociones de urgencia y que siempre se había respetado en la institución comarcal. Llegando a presentarse mociones incluso cinco minutos antes del inicio del pleno. No obstante, la negación de estos dos partidos no fue suficiente y la urgencia de la moción quedó  aprobada con los votos de PAR, PP y Compromiso por Fraga. Al PSOE, que ayer se vio desprovisto de uno de sus consejeros, no le salieron los números y para su sorpresa perdió la votación y la moción entró para su debate y aprobación en el pleno.

La primera de las mociones proponía al pleno de la corporación la constitución de una comisión especial de investigación que sirva para recoger, dirimir y analizar la información que tengan todas las personas que han participado de algún modo en la construcción de la sede. “Es una comisión necesaria en este momento, una herramienta que nos otorga el reglamento de organización y funcionamiento de esta comarca y que creemos que puede ser de gran ayuda. Somos los primeros interesados en que todo esto se aclare, se ha puesto en cuestión la honorabilidad de personas de nuestro partido y del propio partido en sí y por ello queremos dejar claro que aquí no hay nada que esconder”. Defendió el portavoz del Partido Aragonés, Alejandro Poy.

La segunda de las mociones se realizaba para pedir a la presidencia toda la documentación del expediente que ha sido llevado a fiscalía y que hasta el momento había sido negada a los grupos políticos. Esta opacidad en la información se consideró inadmisible para el partido aragonés que se vio obligado a presentar esta propuesta.

“Ambas mociones al final confluyen y vienen a hablar de lo mismo, transparencia. La transparencia debe ser el pilar en el que se sustente la administración pública. Los que estamos aquí somos representantes de la ciudadanía, si ésta nos demanda explicaciones claras y concisas de cualquier asunto público, debemos dárselas, si no ¿para qué estamos aquí?” Concluyó al pleno el portavoz del partido aragonés.

La primera moción quedó aprobada por todos los grupos a excepción de FASP-Podemos que se abstuvo. La segunda de ellas quedó aprobada por unanimidad.

Luego, ya en ruegos y preguntas, el portavoz del partido aragonés mostró su opinión por como había acontecido este tema. Quiso defender y apoyar de manera unánime la gestión realizada por la anterior corporación y se mostró implacable ante cualquier especulación malintencionada que quiera saciar sus intereses partidistas haciendo flaco favor a la institución.

Mostró su descontento por la filtración de la noticia a la prensa, la cual considera una total irresponsabilidad y fruto de una estrategia política de desprestigio a nuestro representante en el Ayuntamiento de Fraga. Hay que recordar que esta noticia apareció el mismo día que terminaba el plazo para presentar la moción de censura con el alcalde socialista de Fraga. Y pretendió servir de medida de presión ante los acuerdos que pudieran alcanzar los opositores.

Una noticia que aludía a delitos gravísimos supuestamente investigados por la fiscalía tras una denuncia del presidente de la Comarca, Evaristo Cabistañ, (PSOE). Unos delitos basados en un informe técnico de un arquitecto externo, encargado por la propia presidencia. El partido aragonés quiso mostrar su sorpresa y decepción al ver como de un informe técnico, externo, encargado por el propio presidente pueden sacarse delitos tan graves como el de malversación y fraude, cuanto menos parece llamativo.

Las certificaciones de obra están firmadas por la dirección facultativa de obra, todas ellas. Lo cual nos lleva a pensar que esta presidencia no da credibilidad a las mismas. Ni a la profesionalidad de los técnicos. Ya no solo en esta obra sino en todas ellas. Son las direcciones facultativas las que deben velar por la correcta ejecución de las obras y solo ellas tienen la capacitación profesional para hacerlo. Si todas las certificaciones están firmadas por la dirección de obra nos preguntamos que responsabilidad puede tener el presidente en todo esto.

Por otro lado, se mostró el descontento y la decepción que ha generado el tratamiento que a este tema se le ha dado por parte del presidente Cabistañ. El presidente en ningún momento informó a todos los grupos con representación en la Comarca de que había encargado unos informes técnicos y mucho menos que había presentado estos en fiscalía. Algo que si sabía el grupo de FASP-Podemos, socio incondicional del presidente. Lo cual nos parece de mayor gravedad, que se informe a unos grupos sí y a otros no. Este hecho, nos genera desconfianza y nos lleva a pensar que esta información fue ocultada con el objetivo de guardarla como arma política y sacarla a la luz cuando más conviniera.

Parece muy claro que el objetivo que se pretendía con esta noticia difamatoria era la de presionar a la oposición que estaba negociando una moción de censura en el Ayuntamiento de Fraga y manchar el nombre de nuestro representante en ella, el señor Francisco García. Un acto, una noticia, que vulnera el derecho fundamental de la presunción de inocencia dejando a los citados en una clara situación de indefensión. Hay que recordar que ninguno de ellos tenía noticia alguna de estas diligencias, lo que hace mas intolerable esta filtración.

Una noticia que salió simplemente con un fin determinado, ya que si de verdad el objetivo de todo esto fuera el de abrir una investigación habría sido tan sencillo como comunicarlo a los grupos, que, en todo momento, nos habríamos puesto a disposición del presidente para lo que hiciera falta. Porque nosotros en particular creemos que esta institución, por lo que representa, debe estar por encima de siglas e ideologías y cualquier sospecha que sobre ella se cierna debe ser aclarada con contundencia.

“Por ello, desde nuestro grupo vemos necesario proponer a este consejo la creación de una comisión de investigación sobre la construcción de la sede. Para, de este modo, pulir todo el proceso desde el principio hasta el final. Esta en juego el buen nombre de esta casa y debemos ser consecuentes, responsables e implacables. No dudamos que todos los procedimientos estuvieron sujetos a la legalidad y fueron limpios, pero es nuestra obligación si alguien tiene alguna duda de disiparla”.  Comentó el portavoz del partido aragonés.

En definitiva, un pleno en el que el partido aragonés supo estar a la altura de las circunstancias. Demandando transparencia y claridad en los procedimientos de la administración. Proponiendo motu proprio dos mociones para explicar lo que haya acontecido e informar a la ciudadanía de todo lo que aquí haya sucedido. Y en el que mostró su desacuerdo con la opacidad con la que el presidente de la comarca ha llevado en este caso. Un hecho que genera desconfianza en nuestro grupo, un sentimiento que no ayuda en nada al buen devenir de esta institución comarcal.

 

PUBLICIDAD

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.