Veinte años de tambores, bombos y cornetas

Fabara albergó este sábado la vigésima edición del encuentro semanasantero del Bajo Aragón zaragozano

Se suele decir que después de la tempestad viene la calma, pero en Fabara no ocurrió. Todo estaba preparado para celebrar el XX Encuentro de Bombos, Tambores y Cornetas del Bajo Aragón Zaragozano y todo hacía indicar que la lluvia iba a deslucir la jornada, aunque una tregua, hizo salir el sol,  haciéndose un hueco entre las nubes hasta las 7 de la tarde que una tormenta descargo algo de granizo. Durante esta tregua el atronador sonido de los tambores, bombos y cornetas retumbó por todos los rincones de Fabara.

El Bajo Aragón zaragozano ya cuenta los días para que llegue la Semana Santa y el sábado sacaron las túnicas y los tambores, bombos y cornetas del armario para ir afinando el toque. Se cumplía el 20 aniversario del encuentro entre las cofradías bajoaragonesas y era buen momento para practicar los ritmos con los que se amenizarán las procesiones dentro de unos días.

Con las tregua a las cuatro y media de la tarde comenzaron a desfilar las 18 cofradías que forman parte del denominado Bajo Aragón zaragozano por las calles de la localidad y media hora más tarde comenzó la exhibición del toque en la plaza España de Fabara. Por allí pasaron las siguientes cuadrillas: la Asociación de Bombos y Tambores de Torrente de Cinca, la Cofradía ‘Santa Agatoclia’ de Mequinenza, la de ‘El Santo Entierro’ de Fayón, ‘La Piedad’ de Nonaspe, ‘La Oración en el Huerto’ de Escatrón, ‘La Consolación’ de Chiprana, y de parte de Caspe acuden ‘La Burreta’, ‘La Oración en el Huerto’, ‘La Fragelación’, ‘El Nazareno’, ‘El Cristo’, ‘La Piedad’ y ‘La Cama’, de La Zaida la cofradía ‘Virgen de los Dolores’, de Maella la del ‘Cristo en la Cruz’, y de Quinto asistirán las cofradías de la ‘Sangre de Cristo’ y ‘Virgen de los Dolores’. Además de la cofradía Sangre de Cristo de Fabara.

Aunque la lluvia dejo a varias cofradía sin poder realizar la exhibición en la plaza, la fiesta se traslado al pabellón donde tras la actuación de estas,  un emocionante último toque de la cofradía Sangre de Cristo de Fabara,  y el toque común que sonó a medias dio paso a una rica merienda. Además, para no perder la oportunidad de continuar con la celebración, los organizadores tenían preparada una gran juerga para la noche. Y es que la música de una discomóvil amenizó la medianoche hasta altas horas de la madrugada…

PUBLICIDAD

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*