La DPZ tramita el reparto de otros 50 millones de euros a los ayuntamientos

 

Adelanta tres meses la convocatoria del Plan Plus para que sus fondos lleguen a los municipios desde primeros de año

Juan Antonio Sánchez Quero (PSOE), presidente de la Diputación de Zaragoza
Juan Antonio Sánchez Quero (PSOE), presidente de la Diputación de Zaragoza – Fabián Simón

La Diputación de Zaragoza convoca este viernes, 1 de septiembre, el Plan Unificado de Subvenciones (DPZ PLUS), tres meses antes que el año pasado, con el objetivo de adelantar la tramitación y que pueda aprobarse a continuación del presupuesto del 2018, para empezar a transferir el dinero a los ayuntamientos a principios de año. Esta es una de las novedades que presenta esta nueva edición del PLUS con el objetivo de perfeccionar este novedoso plan, dotado con 50 millones de euros anuales, y que se puso en marcha el año pasado para agrupar la casi treintena de planes con los que contaba anteriormente la institución.

Otras de las novedades es que el PLUS de este año es que la convocatoria incluye una parte de concertación de 3,5 millones de euros, 12.000 euros fijos por entidad local, que los ayuntamientos recibirán directamente y sin finalidad, para que puedan imputar allí cualquier gasto que no entre en las líneas subvencionales o que todavía no tengan previsto.

El resto, los 46,5 millones de euros restantes, se distribuirán como en la edición anterior –el 40% a través de un fijo igual para todos y el 60% restante en función de la población que tiene cada uno– de forma que se establecen unos 63.000 euros fijos por municipio, y unos 96 euros por habitante. Una distribución matemática con la que se pretende acabar con la discrecionalidad y garantizar unos servicios e infraestructuras mínimas en todo el territorio, tal como ha señalado el presidente de la Diputación de Zaragoza, Juan Antonio Sánchez Quero.

«Antes, el presupuesto de la institución provincial encorsetaba el de los municipios, con el PLUS son los presupuestos de los municipios los que condicionan el de la Diputación», subraya Sánchez Quero.

Otra de las mejoras es que se abre una nueva línea subvencionable para el gasto corriente de urbanismo (redacción de memorias, informes y proyectos, etc); y que el periodo computable para el Plan de Empleo será desde enero hasta diciembre del 2018. Por otro lado, en lo que respecta a la tramitación, además de adelantarse la convocatoria, se pretende agilizar aún más el procedimiento. Así, se ha simplificado la solicitud, de modo que cualquier error respecto a la aplicación en la que se imputen las actuaciones solicitadas se solucionará de oficio por parte de los servicios de la Diputación de Zaragoza; y se establece una prelación en las solicitudes, para que si algún ayuntamiento solicita más dinero del que le corresponde, pueda solventarse también de oficio siguiendo la prioridad de los ayuntamientos. De esta forma se espera reducir ostensiblemente el número de de requerimientos que tuvieron que cursarse en la primera edición del plan.

 

PUBLICIDAD

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*