El PAR-Bajo Cinca reclama la aplicación urgente de las medidas planteadas frente a la crisis de precios de la fruta

El presidente comarcal del PAR en Bajo Cinca/Baix Cinca, Alejandro Poy, ha reclamado “a todas las administraciones y entidades involucradas, que se aplique con urgencia las medidas planteadas” para hacer frente a la “terrible crisis de precios” en el sector de la fruta dulce ya que “la campaña acaba en pocas semanas, los efectos están siendo devastadores y después, no habrá remedio”. Según Poy, “explotaciones, familias, pueblos, el futuro de esta zona están en riesgo porque será difícil superar esta nueva cosecha de pérdidas”. El representante del Partido Aragonés pide “consideración y respeto para el trabajo y esperanzas de miles de personas”. 

 

 Alejandro Poy, presidente del Comité comarcal de Bajo Cinca/Baix Cinca del Partido Aragonés (PAR) ha indicado hoy que “la gravedad de lo que está sucediendo y las duras consecuencias de la caída de precios de la fruta dulce y sus variedades de hueso, no admiten esperas. Por eso, reclamamos a todas las administraciones y entidades involucradas, que se aplique con urgencia las medidas planteadas para frenar esta terrible crisis de precios en el sector”. Poy ha hecho referencia a los gobiernos de Aragón y central, así como a la Unión Europea, “con el incremento del cupo de retirada, ayudas extraordinarias y actuación coordinada”, además de las cadenas de comercialización y distribución que “anticipan y utilizan con antelación circunstancias como una gran producción para tirar los precios, agravando la situación”.

“Evidentemente, las soluciones no son fáciles -ha añadido el presidente comarcal del PAR- pero la campaña acaba en pocas semanas, los efectos están siendo devastadores y después, no habrá remedio, cuando el agricultor haya tenido que vender obligatoriamente toda la fruta por la mitad de cuanto a él le cuesta producir”. Por ello, Poy ha lamentado que la DGA se limitara a “expresar cierta impotencia y a plantear acciones estructurales para otros años, que son necesarias pero no inmediatas, como potenciar las organizaciones de productores. Si no hay cambios, van a ser precisas ayudas directas al agricultor que se perciban realmente y que desahoguen a un sector ya endeudado que no puede ni debe endeudarse más aunque sea con préstamos a bajo interés que suele ser una de las soluciones que siempre se nos plantean”.

El representante del Partido Aragonés ha incidido en que “explotaciones, familias, pueblos, el futuro de esta zona están en riesgo porque será difícil superar esta nueva cosecha de pérdidas, sumada al ‘veto ruso’ que sigue haciéndose notar. Las condiciones son cada vez más difíciles, hay que invertir, mejorar las contrataciones laborales, buscar salidas, poner en juego esfuerzo y dinero a crédito para al final, acabar perdiendo, con la expectativa de que la próxima campaña vuelva a ocurrir, porque la subida de cupos y cifras programada inicialmente desde la UE se ha revelado claramente insuficiente. Se vive todos los años un clima insoportable de incertidumbre al tener que arriesgar nuestro patrimonio sin seguridad alguna, adelantamos los pagos de fitosanitarios, agua, reparaciones, mano de obra…, somos los últimos en cobrar o percibir cualquier rentabilidad que ahora además es un déficit enorme. Hay un ambiente de pesimismo que llega a afectar a todos los ámbitos, incluso la salud. De esta manera, o se garantiza una reacción extraordinaria de apoyo o resulta inviable la continuidad de una actividad esencial en esta comarca para hoy y mañana”.

Alejandro Poy ha pedido “consideración y respeto para el trabajo y esperanzas de miles de personas. La fruta equivale a empleo en el campo, en talleres y comercios, en transportes y maquinaria, en productos para los cultivos. Si este sector se desmorona, nuestra comarca no tendría vida, sino la expectativa de una reconversión salvaje sin horizonte claro. Producir alimentos no es un oficio sino una verdadera vocación que sirve como palanca de aspiraciones, proyectos… y es imprescindible. Todo ello está en juego ahora mismo y exige decisiones por parte de quienes deben tomarlas ya para detener esta crisis”.

PUBLICIDAD

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*