Industria deniega ayudas a seis grandes proyectos agrícolas del plan MINER, 2 de Mequinenza

Después de una consulta de este Ministerio al de Agricultura se ha determinado que, al ser subvenciones para el sector primario no son compatibles con esta línea de ayudas. Estos seis proyectos suman 40 empleos y 10 millones de inversión

Revés a los proyectos acogidos al plan miner este año. El ministerio de industria ha denegado ayudas a seis de los siete grandes proyectos seleccionados por el gobierno de Aragón porque van dedicados a nuevos almacenes de fruta en la zona de Fraga, Mequinenza y Torrente de Cinca. Estas iniciativas empresariales contemplan en total 40 empleos y 10 millones de euros de inversión. El único que se salva es la inversión de Envases Petit de 45 millones de euros.

Hace unos meses, el Ministerio renovó en Madrid el grupo que otorga estas ayudas a zonas mineras y ese cambio ha sido clave para esta denegación. Todo comienza en febrero, cuando el estado remite la lista de proyectos susceptibles de recibir ayudas y el gobierno de Aragón los criba, hasta que quedan 18: siete grandes proyectos y 11 pequeños. Seis de los siete grandes se dedican al sector primario y por eso, a este nuevo equipo del ministerio le surge la duda de si estas subvenciones eran compatibles con esta actividad. Tras una consulta, sus homólogos de Agricultura afirman que hay otras líneas y por lo tanto, deben denegarse. El jefe de la unidad de promoción económica del instituto aragonés de fomento es Francisco Ocón asegura “En el IAF también nos ha sorprendido porque hasta esta convocatoria todos los proyectos agroalimentarios se habían aceptado. En el caso de la convocatoria de grandes proyectos considera que no pueden ser aceptadas porque son actividades que están recogidas en el anexo 1 del tratado de la unión europea, son sector primario y no pueden ser aceptadas”.

Los pequeños proyectos, después de la negociación con Madrid, han conseguido salvarse. Están enclavados en Mequinenza, Fraga Muniesa, Torrente de Cinca y Alcañiz. Todos ellos suman una inversión de más de 3 millones de euros. Si atendemos a los de mayor calado, se trata de dos en Mequinenza por valor de casi 2 millones de euros en total, tres proyectos en fraga por unos 5 millones y uno en Torrente de Cinca por 3,2 millones de euros. En algunos casos, por cierto, las subvenciones, podrían alcanzar el 50 por ciento. Y entre todos, una previsión de 40 empleos. Según Ocón “este año veo complicado recuperarlos. Lo que estamos haciendo es buscar vías para que estos proyectos agroalimentarios puedan ser de nuevo seleccionables, como lo han sido hasta ahora, en próximas convocatorias. Hay que hacer un esfuerzo desde el punto de vista jurídico“. Además, ha asegurado el jefe de promoción económica que si algún proyecto pudiera paralizarse volverán a recuperarlo para el año que viene si se encuentra la vía de acuerdo. recordamos que el plan de ayudas concluye el próximo año y tendrá que prorrogarse.

Al igual que en el instituto aragonés de fomento, en los ayuntamientos con empresas afectadas están perplejos por este cambio de última hora. El alcalde de Fraga, por ejemplo, lamenta esta marcha atrás que afecta al objetivo de crear empleo.

Es el leit motiv de estos planes para diversificar la economía en zonas mineras. El fin último es crear riqueza y empleo al margen de la actividad minera y, por eso, el alcalde fragatino Miguel Luis Lapeña, lamentaba este cambio de criterio cuando todo está ya sobre el papel. “No puedo comprender que, después de una convocatoria a unas reglas del juego que se cumplen, y se publica que van a recibir el dinero, ahora en Madrid digan que no. Eso es una dejación del territorio. Es un golpe duro para la zona y estas ayudas están destinadas a crear empleo“.

Queda por delante un año más de convocatoria y, ya que la mayoría de grandes proyectos siguen en los últimos años unidos a la agroindustria, podría darse la circunstancia de que esas ayudas quedaran desiertas a falta de candidatos. Y eso, en una zona como Fraga, provoca un efecto bola de nieve. “La preocupación la mantengo. en nuestra comarca tenemos varios proyectos de almacenes, y a la vez nuevos regadíos. Habrá que darle salida a este producto“. El alcalde ha añadido que irán de la mano de las empresas para defenderse y que buscarán otras líneas de ayuda que impidan cualquier paralización.

PUBLICIDAD

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*