El verano en Aragón estará marcado por temperaturas superiores a la media

La Aemet prevé que este verano en Aragón sea más cálido de lo normal. No obstante, su delegado territorial ha explicado que no se sabe con exactitud qué tendencia seguirán las precipitaciones. A corto plazo, se espera un repunte de las temperaturas hasta el fin de semana, cuando una vaguada atlántica podría suavizar las temperaturas.
imprimir correo

El verano en Aragón ha entrado este miércoles a las 6.24 hora peninsular, se presenta más cálido de lo habitual, sin embargo, no hay una tendencia especial de las precipitaciones. Así lo ha explicado el delegado territorial de la Agencia Estatal de Meteorología en Aragón, Miguel Ángel Requena, durante el balance estacional que realiza la entidad. “Hay un 50% de probabilidades de que este verano sea más cálido. Por otro lado, que no exista una tendencia especial de las precipitaciones no quiere decir que los valores vayan a ser normales, simplemente es que no se conoce todavía”, ha aclarado Requena.

A corto plazo, Requena ha anunciado que Aragón aún va a sufrir un repunte en las temperaturas durante esta semana, lo que podría traducirse en valores por encima de los 39 grados. No obstante, se prevé que se acerque una vaguada atlántica que permitiría suavizar los valores durante la próxima semana. “Eso sí, seguirá haciendo calor. Hay que dejar claro que aunque desciendan las temperaturas, va a seguir haciendo calor porque ya es verano”.

Concretamente, el verano ha entrado este miércoles a las 6.24 hora peninsular. Queda atrás una primavera marcada por valores también superiores a los habituales y pocas precipitaciones, salvo en marzo, que se caracterizó por ser muy húmedo, especialmente en la margen izquierda del Ebro, somontanos pirenaicos y sur de Teruel. Sin embargo, las tres provincias aragonesas vivieron una anomalía positiva en sus temperaturas, con valores entre +0,9 y +1,6 grados.

Por otro lado, abril fue muy cálido y muy seco, con temperaturas hasta 1,2 grados por encima de lo normal. El porcentaje de precipitación promedió un 32% con respecto a las normales de referencia. Mayo se caracterizó por ser extremadamente cálido y seco, con temperaturas hasta 2,3 grados por encima de los valores habituales. El porcentaje de precipitación promedió en un 73%.”Solo durante quince días las temperaturas han estado por debajo de la media”, ha indicado Requena.

A grandes rasgos, las anomalías térmicas del pasado trimestre tuvieron un valor promedio para todo Aragón de +1,7 grados, lo que se traduce en un carácter extremadamente cálido en el conjunto estacional. Asimismo, en el conjunto de la Comunidad los porcentajes de precipitación acumulada presentan un promedio del 96%.

PUBLICIDAD

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*