El PAR lamenta la traición de PSOE y Ciudadanos a los municipios aragoneses cuya población y economía local dependen de la caza y la pesca.

El cambio de posición de última hora de ambos partidos respecto a la Modificación de la Ley de Patrimonio Natural, que se votó ayer noche en el Congreso, sepulta la economía local de muchos municipios de Aragón especialmente de las comarcas del Bajo Cinca, Los Monegros y Bajo AragónCaspe.

 El Congreso de los Diputados rechazó ayer modificar la Ley de Patrimonio Natural y de la Biodiversidad para levantar la prohibición de la pesca de especies como la trucha arco iris o la carpa común. Lo hizo con el voto en contra de Podemos, ERC, PSOE y Ciudadanos; estos dos últimos partidos faltando a los compromisos adquiridos con la Plataforma en defensa de la Pesca y las asociaciones nacionales de Caza y Pesca. Un cambio de posición política de última hora contrario incluso a sus propias iniciativas registradas meses antes instando al Gobierno en Congreso y Senado a modificar la Ley.

Este cambio legislativo tenía como finalidad aportar seguridad jurídica a las comunidades autónomas y al sector después de que una sentencia del Tribunal Supremo decretara, en agosto de 2016, la obligación de dar muerte a algunas especies y gestionar su desaparición.

El Partido Aragonés que lleva un año trabajando codo con codo con los sectores y municipios afectados y que ha formulado numerosas iniciativas en todas las instituciones en las que está representado, insiste en el enorme perjuicio que supondrá para muchas localidades. Se verán especialmente afectadas las que se sitúan entorno al Mar de Aragón como Mequinenza y Caspe y demás municipios de las Comarcas del Bajo Cinca, Los Monegros y Bajo Aragón-Caspe cuya economía local tiene una profunda dependencia del sector de la pesca recreativa y deportiva.

En palabras de la senadora del PAR, Rosa Santos, “cada negocio que cierra, cierra para siempre, cada licencia que se pierde o cada campeonato que desaparece también para siempre”. En este sentido ha insistido en que “el sorprendente cambio de posición del PSOE y C´s a este respecto, abocan a la desertizacion y la despoblación de muchos municipios aragoneses que ven como su economía local y el empleo se desmoronan”.

Hasta la fecha y desde agosto del pasado año, la inseguridad jurídica que generó la sentencia ya había ocasionado la pérdida de multitud de licencias y el cierre de numerosos establecimientos de comercio, hostelería, restauración, venta de material de pesca y deportivo etc. Sin embargo, la esperanza había llegado al sector como consecuencia de las iniciativas y compromisos adquiridos por la mayoría de los partidos políticos asegurando la inminente modificación de la Ley. Con el cambio de parecer de PSOE y C´s en plena tramitación de la modificación de la Ley ayer en el Congreso de los Diputados, la esperanza de estos territorios desaparece, quizá para siempre, en plena temporada de pesca.

PUBLICIDAD

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*