Los museos de Mequinenza celebraron el Día Internacional de los Museos con música y magia.

Museos de Mequinenza se sumó por primera vez a la celebración que se desarrolló el sábado con actividades por la mañana y por la tarde

El sábado 20 de mayo a las 10 de la mañana Museos de Mequinenza abrían sus puertas para celebrar por primera vez el Día Internacional de los Museos sumándose a conmemoración impulsada por el Consejo Internacional de Museos (ICOM) que se celebra cada año en todo el mundo el 18 de mayo.  El lema escogido para este año ha sido “Museos e historias controvertidas. Decir lo indecible en museos” con el objetivo de invitar a que el museose convierta en el elemento reconciliador con los hechos e historias traumáticas del pasado.

Durante toda la jornada un buen número de personas se han acercado a las instalaciones para visitar gratuitamente los Museos de la Mina, de la Historia y de la Prehistoria de Mequinenza y para disfrutar de las actividades programadas que se han desarrollado en el Museo de la Historia frente al espectacular mural de 12 metros de largo por 2,5 de alto que se reproduce una fotografía de la fachada fluvial del Poble Vell, el antiguo núcleo urbano de Mequinenza desaparecido por la construcción del embalse de Riba-roja, de principios del siglo XX cedido por el Ayuntamiento de Amposta.

Por la mañana Beatriz Palacio se ha encargado de poner el toque mágico a la celebración con un show dirigido a los más pequeños en el que gatos y hasta dinosauros han sido protagonistas gracias a la colaboración de unos entregados ayudantes de mago que han hecho sus primeros pinitos en el mundo de la magia disfrutando de la actuación.

Por la tarde las salas del Museo de la Historia se han llenado de sonidos celtas de la mano del dúo Lugh que han repasado en su concierto melodías irlandesas, escocesas, finlandesas e incluso vikingas hasta conocidas bandas sonoras que han servido para poner en marcha un pequeño concurso entre el público asistente que trataba de adivinar a qué película pertenecían. Una actuación que se ha acompañado de relatos explicativos e históricos de la cultura celta, su procedencia e influencia en el resto del mundo.

Museos de Mequinenza

El Museo de la Mina, una galería de un kilómetro excavada a los pies del Castillo de Mequinenza totalmente accesible, explica al detalle todos los sistemas de explotación de lignito y la maquinaria utilizados en las minas de la localidad a lo largo de más de un siglo y medio.

El Museo de la Historia repasa la historia del municipio a través de la influencia que el agua ha tenido para la población así como el trágico final, por la construcción del embalse de Riba-roja, que supuso para su villa milenaria. Además dispone de un espacio dedicado a la figura del escritor de Mequinenza Jesús Moncada, autor de obras como “El café de la Granota” o “Camí de Sirga”, y de un espectacular mural de 12 metros de largo por 2,5 de alto que se reproduce una fotografía de la fachada fluvial de la Mequinenza de principios del siglo XX cedido  por el Ayuntamiento de Amposta.

En el Museo del Pasado Prehistórico pueden visitarse las reproducciones de algunos de los yacimientos arqueológicos más importantes hallados en el término municipal, algunos de ellos sumergidos bajo las aguas del Ebro.

Los visitantes, además, podrán visitar las calles del “Poble Vell”, cuyo trazado se ha recuperado para convertirse en el Parque  de la Memoria donde se organizan rutas literarias basadas en la literatura de Jesús Moncada en cuyas obras permanece vivo el recuerdo de la antigua Mequinenza, donde nació y vivió el escritor.

El Albergue Municipal “Camí de Sirga” se encuentra situado en la planta superior del edificio de las Antiguas Escuelas de la antigua población de Mequinenza, construido en 1927. Totalmente remodelado y equipado, tienen una superficie útil de más de 600 metros cuadrados repartidos en 12 habitaciones, con un total de 80 plazas.

PUBLICIDAD

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*