Los agricultores de Fayón denuncian no poder regar en plena campaña

 

Los regantes critican que hayan dispuesto un nuevo sistema de riego y que, tres meses después, no cuenten con la electricidad necesaria para hacerlo funcionar

La localidad de Fayón terminó las obras de su nuevo sistema de regadíos a finales de febrero y, a día de hoy, todavía no se puede utilizar por falta de electricidad. Según el Ayuntamiento y la Comunidad de Regantes de Fayón, ni la empresa eléctrica propietaria de la red ni las instituciones públicas dan ningún tipo de solución a esta situación, que cada vez es «más preocupante». «Llevamos mucho tiempo con las obras terminadas y no se pone en marcha el sistema de regadíos, algo que no entendemos desde el Ayuntamiento», explicó el alcalde de Fayón, Roberto Cabistany. «Todo esto está retrasando las pruebas iniciales del sistema y frena el trabajo de los agricultores, que ya han empezado a plantar».

Los olivos necesitan en este momento unos riegos de apoyo que no están recibiendo debido a la paralización de este sistema. Según el presidente de la Comunidad de Regantes, Sebastián Solé, los agricultores empiezan a desesperarse porque se encuentran a principios de campaña y el agua es necesaria para no perder la cosecha. «Estamos presionando a todos los niveles que somos capaces, y aun así, todavía no comprendemos por qué seguimos igual que el primer día», explicó. «Si fuera el caso de que faltara algo de papeleo o información, simplemente con pedírnoslo estaría solucionado, pero es que no nos dicen nada».

Responsabilidades
La conexión a la torre de donde se tomaría la electricidad para el sistema de riegos sociales ya está preparada y lista para funcionar. Únicamente falta, según el consistorio, que Endesa, propietaria de la edificación, acuda al lugar a instalar contadores. Algo que desde finales de febrero no ha ocurrido. Según la Comunidad de Regantes, este problema se ha denunciado en reiteradas ocasiones sin recibir una respuesta concreta.

«Hemos entregado toda la documentación pertinente pero todavía no ha ocurrido nada», comenta Sebastián Solé. «Hubo una época en la que nos solicitaban algunos trámites pero hace varias semanas que no sabemos nada. Damos por hecho que está todo listo, por eso estamos con esta incertidumbre».

«No sabemos ni con quién tenemos que hablar ni quién se encarga de todo esto. Estamos totalmente desinformados», denunció el portavoz del colectivo fayonense. Solé añadió que se ha comunicado varias veces con representantes tanto del Gobierno de Aragón como de la Diputación Provincial de Zaragoza (DPZ), que le han asegurado que investigarán el asunto. «Y a eso nos aferramos a día de hoy», lamentó Solé. Por su parte, desde Endesa también aseguran que estudiarán la situación.

En plena campaña
Fayón cuenta con uno de los territorios más extensos de olivar de la comarca del Bajo Aragón-Caspe. En su inicio, a finales del mes de abril, los agricultores previeron una campaña «muy fructífera», de las mejores de los últimos años, que se está viendo amenazada por la falta de agua. «Si no conseguimos meter agua en las próximas semanas en nuestros campos, la campaña de la oliva seguramente se perderá», sentenció Sebastián Solé. «Es una pena porque contamos con una cantidad de flor exagerada, como nunca lo habíamos visto, y este año podría ser uno de los más beneficiosos para los agricultores».

Durante los primeros días de campaña, en la zona de Fayón se han sucedido lluvias intermitentes, por lo que los olivos han podido regarse. Sin embargo, estos últimos días más soleados son más peligrosos para la cosecha. «Es una situación muy delicada, y será mucho peor si no conseguimos el agua pronto».

INFORMA: LA COMARCA.net

PUBLICIDAD

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*