Mequinenza celebra una jornada festiva por Sant Jordi y el Día de Aragón en el “Poble Vell”

Desde las 10 y media de la mañana hasta pasadas las dos de la tarde numerosos vecinos y visitantes han disfrutado de las actividades programadas

El antiguo núcleo urbano de Mequinenza ha recuperado su vida durante unas horas en la celebración de “Sant Jordi al Poble Vell”, que coincide con el Día de Aragón y Día del Libro. Desde las 10 de la mañana numerosos vecinos y visitantes se han acercado a las recuperadas calles, destruidas -junto con los edificios- por la construcción del embalse de Riba-roja, en una jornada de convivencia que pretende mantener vivo el recuerdo como base del futuro de la localidad.

A las 10 y media de la mañana han arrancado las actividades previstas con una misa de campaña que, cantada por el Coro Local, se ha celebrado junto a las ruinas de la antigua iglesia de la localidad. A continuación el escritor de la localidad Gerardo Nicolau ha presentado su antología de cuentos, que todavía no ha sido publicada, en la que bajo el título “Barro” recupera historias tanto del pueblo viejo como del nuevo a partir de datos verídicos.

El joven autor ha leído, junto a Paloma Gimeno, tres relatos: “Barro”, que da nombre a la antología y que trata del trágico suceso ocurrido a una familia belga que veraneaba en Mequinenza, “El pacto”, que habla de un incidente con un “llaüt” –las barcas de transporte que surcaban el Ebro-, y “La mudanza”, que gira en torno al traslado del “Poble Vell al actual núcleo urbano y con el que el autor ganó el III Certamen Literario Comarca del Bajo Cinca.

Pequeños y mayores han participado activamente en los talleres de talleres de Haikus, pomas japoneses, Shodō, escritura japonesa, y Tanabata, una costumbre con la que en Japón se conmemora el Festival de las estrellas escribiendo deseos que luego se cuelgan en árboles. Además han visitado la exposición con las 57 obras participantes en el primer concurso de fotografía “Mequinensa de foto” organizado por Museos de Mequinenza a través de redes sociales. El público ha podido votar su fotografía favorita cuyo autor, una vez hecho el recuento de votos, se llevará un lote de productos artesanos de Mequinenza.

Durante la mañana un tren turístico ha unido los dos núcleos urbanos, el antiguo y el nuevo, para facilitar el acceso y paralelamente los más pequeños han disfrutado de un parque de hinchables instalado en la Plaza del Museo de la Mina. Las personas que lo han deseado han podido visitar los Museos de Mequinenza que han registrado una buena entrada y finalmente, a la una de la tarde, se ha llevado a cabo el tradicional “vermut a la Plaça d’Armes” con degustación de “tapas” y dulces elaborados por diferentes entidades de la localidad con el que se ha cerrado esta participativa jornada.

Las actividades están organizadas por el Ayuntamiento de Mequinenza y cuentan con la colaboración de la Rondalla del Poble, las Comisiones de San Blas y Santa Águeda, la Asociación del Hogar del Jubilado, la Asociación de la Mujer Mequinenzana “La Dona”, el Grupo de Lectura de “La Dona”, el Coro Local y la Cofradía de Santa Agatoclia.

PUBLICIDAD

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*