Los alumnos de la Escuela Municipal Infantil “La Ruella” de Mequinenza convierten el centro en una cantina mejicana en miniatura

Aunque la lluvia ha impedido el tradicional desfile de disfraces por las calles de la localidad un numeroso grupo de mejicanos y mejicanas ha tomado las aulas para celebrar las Fiestas de San Blas y Santa Águeda

La lluvia ha obligado a modificar el programa de actividades previsto en la Escuela Municipal Infantil “La Ruella” de Mequinenza como previo a las Fiestas de San Blas y Santa Águeda. El tradicional desfile por las calles de la localidad ha tenido que suspenderse por lo que un numeroso grupo de mejicanos y mejicanas ha convertido una de las aulas del centro en una improvisada cantina a la que han trasladado el baile previsto en la Plaza del Minero.

Los pequeños han disfrutado de sus disfraces y de la divertida sesión de baile, este año a cubierto,  con la que se pone punto y final a la unidad didáctica en la que se dan a conocer los elementos festivos relacionados con la celebración de San Blas y Santa Águeda y en especial la elaboración artesanal de los disfraces.

PUBLICIDAD

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*