El corto documental “Waiting for the (t)rain” y la producción de animación “Taking the plunge” ganadores del I Festival Internacional de Cine de Mequinenza

El público del Mequinensa International Film Festival (MIFF) premió a la comedia “Baits and hooks” con sus votos.

La primera edición del Mequinensa International Film Festival (MIFF) ya tiene su palmarés entre las 24 obras finalistas provenientes de 13 países. Tras la deliberación, el jurado ha determinado que la ganadora en la categoría de cortometraje de ficción haya sido para la producción de animación estadounidense “Taking the plunge”  mientras que en la categoría documental el ganador ha sido para el cortometraje francés “Waiting for the (t)rain”, ambas recibirán 400 euros de premio. El público, con su voto, ha premiado a “Baits and hooks” de nacionalidad serbia, premio al que se destinan 200 euros.

En “Taking the plunge” el jurado se ha fijado en la calidad artística y de la animación de este corto que es un proyecto final de carrera de la School of Visual Arts  (SVA) de Estados Unidos firmado por Thaddaeus Andreades, Nicholas Manfredi, Elizabeth Ku-Herrero y Marie Raoult. Explica la accidentada petición de matrimonio de un joven que se ve obligado a zambullirse en aguas desconocidas para salvar sus planes.

La historia que cuenta y fundamentalmente la narrativa utilizada son los rasgos en los que se ha fijado el jurado del MIFF para premiar a “Waiting for the (t)rain” del francés Simón Panay como mejor  cortometraje documental.  La obra se centra en un pequeño pueblo de Burkina Faso perdido en un desierto que depende del paso del tren para abastecerse de agua y comida en verano.

En cuanto al premio del público la galardonada, tras contabilizar los más de 600 votos emitidos, ha sido la producción serbia “Baits and hooks” del director Luka Popadić. Se trata de una comedia protagonizada por dos compañeros de pesca  afectados por la privatización de una fábrica en la transición del socialismo al capitalismo.

Previo al acto de clausura y entrega de premios, celebrado en la Sala Goya, se han proyectado dos cortometrajes del director bajo cinqueño Nacho Lasierra, “Salomón” y “Mi tío Ramón”, que ha protagonizado un coloquio con el público. Lasierra ha aprovechado para felicitar al Ayuntamiento de Mequinenza por la iniciativa de poner en marcha un festival de cine y por “las magníficas instalaciones de las que disponéis”.

Ya en la clausura Magda Godia, alcaldesa de Mequinenza, ha agradecido la implicación de todas las personas que han hecho posible la celebración de la primera edición del Festival desde los voluntarios, al director del certamen pasado por el jurado –a los que se les ha hecho un obsequio- y en especial “al público que ha estado dando calor al Festival, algo que nos sirve de motivación para seguir trabajando de cara a la segunda edición”. Ha celebrado el éxito de la primera edición asegurando “que tenemos motivos para felicitarnos” y ha hecho hincapié en la repercusión internacional que ha tenido el certamen con más de 2.000 obras presentadas a concurso.

Por su parte  Javier Rodes, el director, se refería al eje vertebrador del Mequinensa International Film Festival: el agua, “quien mejor que nosotros para saber que representa el agua” con un municipio atravesado por tres ríos, Cinca, Segre y Ebro, y con dos embalses Riba-roja y Mequinenza. Durante tres días, decía, los espectadores han “reído con el agua, llorado, agobiado, disfrutado de su belleza natural, hemos recorrido mares y hemos descubierto culturas que nos parecían lejanísimas” y emplazaba a los asistentes a la edición 2017.

PUBLICIDAD

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*