El cangués Kiko Vega consigue su tercera victoria, la segunda en K-2, en el Descenso Internacional del Cinca en Piraguas acompañado de su hermano Alejandro

215 palistas, en 152 embarcaciones pertenecientes a 25 clubes de 12 comunidades autónomas, en la modalidad competitiva y 510 tomaron la salida en la prueba.

Kiko Vega y Alejandro Vega, de la Sociedad Cultural y Deportiva Ribadesella, han conseguido cruzar los primeros la meta del XIX Descenso Internacional del Cinca en Piraguas a bordo de un K-2 tras recorrer los 19 kilómetros que unen Fraga, Torrente y Mequinenza invirtiendo un tiempo de 1 hora 18 minutos y 51 segundos. Para Kiko Vega, que venía de ganar el Descenso Internacional del Sella, es su tercera victoria en el Descenso, lo hizo en 2008 por primera vez junto a Pedro Gutiérrez en un K-2, repitió en 2014 en solitario en K-1 y en 2016 ha conseguido el triplete en la modalidad K-2 junto a su hermano Alejandro, que ya había participado en la prueba en 2008.

Los hermanos Vega tuvieron que detenerse para achicar agua y remontar posiciones tras una primera mitad de la prueba muy igualada “con un agua muy dura a la hora de clavar las palas y con viento, que todavía nos ha complicado más la victoria”. En la segunda mitad consiguieron rehacerse y superar al K-2 de Raimon Gastaldo y Matthias Schmidt que entró en segunda posición.

En la categoría femenina Bárbara Pardo con un tiempo de 1 hora 41 minutos y 26 segundos y  Jacob Lozano y Amparo González en categoría mixta con un tiempo de 1 hora 26 minutos y 2 segundos, ambas embarcaciones de la Peña Piragüista Antella, fueron las primeras en cruzar la meta. Por equipos el Sícorís Club de Lleida subió a lo más alto del cajón seguido del Club Piragüismo Pamplona y el EME Club Piragüisme Silla.

descensodelcinca2016-1En la categoría cadete, sobre una distancia de 14 kilómetros, Marcos Estrada del Piraguas Villaviciosa-El Gaitero y Aitana Gastaldo del EME Club Piragüisme Silla vencieron en K-1 mientras que Yaiza González, también del Silla, lo hizo en C-1. En K-2 la victoria fue para Rubén Rodríguez y Lucas Estrada del Piraguas Villaviciosa-El Gaitero y Sara Lusín y María Lapieza del CDE Monkayak Hiberus ganaron en K-2.

El XIX Descenso Internacional del Cinca en Piraguas transcurrió sin incidentes remarcables en una mañana sin excesivo calor, gracias al viento, con una participación que superó los 800 palistas, 215 en la prueba competitiva, 510 en la popular y 79 en el III Trofeo de Pista de Jóvenes Promesas.

En la entrega de premios, en la que participaron diversas autoridades comarcales y Chema Celorrio, presidente de la Federación Aragonesa de Piragüismo, se llevó a cabo un pequeño homenaje a los cuatro medallistas olímpicos en piragüismo en aguas bravas y tranquilas a los que el público dedicó una cerrada ovación.

PUBLICIDAD

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*