Una sentencia del Tribunal Supremo pone en jaque la pesca en el Mar de Aragón

La pesca en el Mar de Aragón pende de un hilo. El Tribunal Supremo ha dado a conocer una sentencia favorable a un recurso interpuesto por ecologistas en la que se prohíbe la pesca en las especies invasoras.

Además, se amplia el catálogo de peces ajenos al territorio, incluyendo ejemplares de lucio perca, carpa, bass o siluro, mayoritarios en aguas caspolinas. En el informe anexo a la sentencia se justifica esta prohibición alegando que estos peces son dañinos para los ejemplares autóctonos de la zona y abogan por su muerte en el caso que se capturen. «Son probados sus perniciosos efectos sobre el medio ambiente y, en especial, sobre las especies autóctonas y hábitats y ecosistemas. Existen pruebas científicas de estos hechos», suscribe el documento.

Con la respuesta del Tribunal Supremo se vuelva a iniciar una batalla entre ecologistas y pescadores con la elaboración del Catálogo de Especies Exóticas. En la mayoría de casos estos ejemplares suponen un reclamo para los aficionados a este deporte. Precisamente, desde las asociaciones deportivas de pesca ya advierten de la gravedad de esta decisión jurídica que, de publicarse en el Boletín Oficial Español, haría tambalear el turismo en el Bajo Ebro Aragonés y supondría pérdidas millonarias para el territorio. «Llevábamos muchos años luchando para la acotación y en contra el furtivismo. Tras conseguir convertir el embalse en un coto y empezar a ver sus frutos, nos llega esta sentencia. Es un gran varapalo porque esto supone acabar con uno de los potenciales económicos de nuestro territorio», asegura Luisa Serra, presidenta de la Sociedad Deportiva de Pesca. Serra comenta que la práctica de la captura y suelta es la mayoritaria entre los pescadores y que de ser prohibida supondría el fin para el mar de Aragón.

En la misma línea se expresan en la Plataforma en Defensa de la Pesca, organismo creado para luchar en contra de esta decisión del tribunal. «Es una sentencia en la que no se ha analizado la realidad de los territorios. En zonas como en Caspe suponen un sustento para las familias», advierte Agustí Albiol, portavoz de esta entidad. Precisamente, Albiol recuerda que son éstas especies invasoras las que han dado fama a las aguas caspolinas desde hace décadas. «No estamos a favor de introducir especies invasoras. Sin embargo, hay que ser conscientes que la mayoría de ellas habitan desde hace muchos años en estas aguas y que han dado fama mundial a Caspe y a otros territorios nacionales». El representante de la plataforma añade que la sentencia es inconclusa por qué no ofrece soluciones para luchar contra estas especies. «Nos dicen que son dañinas para los autóctonas pero tampoco dan soluciones para su eliminación. Es contradictorio», indica.

Según un informe que se realizó en el año 2011 para dar forma al Plan de Dinamización del Producto Turístico del Bajo Aragón – Caspe, el 72% de los pescadores del embalse de Mequinenza son extranjeros. «Con esfuerzo y dedicación hemos conseguido que ingleses, alemanes, franceses, húngaros tengan como referencia al Mar de Aragón. Ellos practican la modalidad de captura y suelta. La noticia ya ha saltado fuera de nuestras fronteras y dentro de poco ya notaremos su repercusión porque muchos van a dejar de venir», recalca Serra. No sólo el Mar de Aragón es víctima de esta decisión, también otras zonas cercanas como el embalse de Ribarroja donde las asocaciones de pesca también ya han mostrado su rechazo ante la sentencia. «No es una sentencia realista, no han tenido en cuenta nada», aseguran.

Ante esta situación la Plataforma en Defensa de la Pesca, que aglutina miembros de asociaciones de otras comunidades como Extremadura, Andalucía o Cataluña, ya ha comenzado una campaña a nivel nacional para que se aplace la sentencia. Precisamente, esta semana sus representantes se han reunido con portavoces de varios partidos políticos en el Senado para dar a conocer la situación. «De momento, hemos recibido bastante apoyo político. Estamos haciendo una campaña de información para que se conozca las consecuencias de esta decisión surrealista», cuenta Albiol. Además tienen prevista una concentración en Mérida el próximo 23 de abril. Por su parte, la Federación Española de Pesca y Casting ya ha mantenido varias reuniones para tomar medidas jurídicas con las que poder anularla.

PUBLICIDAD

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*