La investigadora de Mequinenza Elisa Cuadrado ha participado en un estudio que ha permitido descubrir un gen asociado al ictus isquémico

La neuróloga forma parte del equipo del Instituto Hospital del Mar de Investigaciones Médicas que junto a otro equipo del Vall d’Hebron Institut de Recerca y la Fundación Docencia e Investigación MútuaTerrassa han participado en este estudio internacional.

La revista “Lancet Neurology”, revista referencia de neurología, ha publicado los resultados del estudio que ha desembocado en el descubrimiento del gen TSPAN2 y su relación con el riesgo de sufrir ictus isquémico, que representa el 85% de todos los ictus y sucede cuando se interrumpe la corriente sanguínea del cerebro debido a una obstrucción en una arteria o vaso sanguíneo. Este gen se expresa en los vasos sanguíneos y la sangre, y hasta ahora sólo se había visto que tenía alguna asociación genética con la migraña.

La neuróloga mequinenzana Elisa Caudrado, beca Fundación Joaquín Torres, forma parte del equipo del Instituto Hospital del Mar de Investigaciones Médicas (IMIM) que junto a otro equipo del Vall d’Hebron Institut de Recerca (VHIR) y la Fundación MútuaTerrassa (FMT) han participado en este estudio genómico internacional, el mayor realizado sobre el ictus. La investigación continúa y el próximo estudio está a punto de comenzar. Se prevé que se hará sobre una cohorte que podría superar el medio millón de individuos a los que se les analizarán unos 9 millones de variantes genéticas.

El ictus es la segunda causa de muerte en los países desarrollados y uno de los principales motivos de discapacidad en la edad adulta. De entre los factores de riesgo conocidos de la enfermedad figuran la hipertensión, la fibrilación auricular o la diabetes mellitus. Sin embargo, los estudios recientes apuntan a que una buena parte del riesgo se podría atribuir a variaciones genéticas heredadas. Por este motivo, estudios como este son un paso más en la búsqueda de posibles biomarcadores para predecir el riesgo de padecer la enfermedad y encontrar dianas terapéuticas para evitar el fatal desenlace.

Más información sobre el resultado de la investigación (IMIM).

PUBLICIDAD

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*