Caspe reivindica la figura del coto social para el embalse de Mequinenza

caspe-coto-pesca-070316

Los problemas en torno al Mar de Aragón continúan. A la falta de información denunciada por el Ayuntamiento de Caspe por parte de la Federación Aragonesa de Pesca y Casting, gestora del coto, se une ahora la reivindicación del consistorio para que el embalse de Mequinenza pase de ser un coto social a uno deportivo. Con esta petición, la corporación municipal quiere que sea el Gobierno de Aragón el que tome las riendas de la gestión del pantano y dejar atrás, así, lo que algunas formaciones políticas han calificado de «privatización» de las aguas caspolinas. «De momento hay un convenio firmado con la Federación Aragonesa de Pesca de dos años. Pedimos que una vez pasado este período no se renueve el acuerdo, sea DGA quien gestione este coto y pase de ser deportivo a social», explica el alcalde de Caspe, Jesús Senante.

Esta postura no se ve con buenos ojos por parte de algunas sociedades de pesca que temen que este traspaso podría ser perjudicial para las aguas. «Ahora está regulado que el 90% de lo recaudado se destine a mejoras en el embalse. Si lo gestionara DGA no sabemos si ese cantidad se invertiría íntegramente como ahora está estipulado», advierten.

Desde la Federación Aragonesa de Pesca y Casting se desmarcan de estas declaraciones y aseguran que son los ayuntamientos y el ejecutivo autonómico quienes deben tomar la decisión. «De momento, tenemos dos años por delante para trabajar y así lo vamos a hacer. Lo que venga después es decisión de DGA, nuestra supervisora», destaca Víctor Otal, su presidente.

No es la única figura que se ha reivindicado para el Mar de Aragón, Chunta Aragonesista recuerda que las Cortes de Aragón aprobaron por unanimidad estudiar la declaración de Paisaje Protegido. «Nosotros queremos ir más allá del coto social, queremos la figura de Paisaje Protegido que engloba a todas las actividades», reitera Rafael Lumbreras, su portavoz. Desde el equipo de gobierno toman con cautela esta clasificación. «Hay que hilar muy fino porque esta zona es agrícola y ganadera y no vamos a proteger un territorio para que luego no se puedan desarrollar infraestructuras necesarias», puntualiza Pilar Mustieles, concejal de agricultura.

PUBLICIDAD

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*