Una solidaria marea verde toma las calles de Fraga

carrerasolidaria2016-2
Fotos; Digital Fraga Tv

Una gran marea de color verde, el color de la esperanza, tomó las principales avenidas de Fraga ayer domingo, en la III Carrera Por la Vida que organizó la junta local de la Asociación Española Contra el Cáncer en Fraga. La prueba volvió a batir el récord de participación alcanzando las tres mil personas que portaban las camisetas de color verde caqui para teñir una matinal de domingo que no quiso estropear el evento y les regaló un clima de lo más benigno, con sol y buena temperatura. Aunque la jornada era una fiesta de la solidaridad, no dejaba de ser una carrera. Así, que mientras la mayoría recorrían el circuito andando y a su ritmo, los hubo que salieron a competir la carrera. El ganador en la prueba masculina fue Jaime Javierre, seguido por Luis Enrique Ramos y Guillem Sanmartín. En la categoría femenina se impuso Jazmina Corti, por delante de Andrea Jodar y Carmen Costa que entraron juntas en la segunda posición. Fue bonito ver a la piragüista Carmen Costa en el pódium, plenamente recuperada, tras el grave accidente de tráfico que tuvo hace algunos meses.

El objetivo de la prueba era básicamente que un pueblo acompañe y se solidarice con las personas que padecen cáncer, en una carrera que es un canto a la vida. También y no menos importante, colaborar con los proyectos de investigación que promueve la AECC, proyectos a los que se destina la recaudación de la prueba, que rondó los 15.000 euros.

Los participantes empezaron a congregarse en el punto de salida, en el Paseo del Segonyer, sobre las diez y media de la mañana. El Segonyer se convirtió en una especie de imán, al que iban acudiendo personas vestidas de verde desde todos los puntos de la ciudad. Tras la sesión de calentamiento dirigida por monitores de Sensaes, con el paseo ya lleno, y puntuales, a las once, la presidenta de la junta local de la AECC, Fina Escándil, dio la salida. Los corredores copaban los primeros puestos de la salida y se dirigieron rápidamente hacia el descenso de la cuesta de San Quintín, camino de la Avenida Reyes Católicos. Tras ellos, poco a poco, la marabunta verde siguió el mismo camino.

El recorrido tenía una distancia de 2 kilómetros 200 metros. Tras cruzar el puente pequeño sobre el Cinca, la marea verde enfiló la Avenida de Aragón que quedó totalmente cubierta por los participantes. Tras recorrer la mitad de la Avenida de Aragón, el circuito giraba 180 grados y volvía hacia el río por la Avenida de Madrid, hasta entrar en el Paseo de la Constitución y llegar a la meta en la Estación de Autobuses. A la llegada, monitores del gimnasio DYS de Fraga entretuvieron a los corredores con una animada sesión de zumba y danza del vientre, antes de proceder a la entrega de premios y medallas, a cargo del alcalde de Fraga, Miguel Luis Lapeña; la consejera de la Comarca, Esther Saló; la presidenta de la AECC en Fraga, Fina Escándil y el presidente del Club Atletismo Fraga-Bajo Cinca, Antonio Guiral.

PUBLICIDAD

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*