La Comunidad de Regantes APAC de Mequinenza acuerda iniciar los trámites para modernizar y ampliar los regadíos

 

El objetivo del proyecto es ‘mantener a raya’ los costes energéticos de la zona regable, lo que ha llevado a plantear una ampliación de unas 1.000 hectáreas

La Asamblea Extraordinaria de la Comunidad de Regantes APAC celebrada en la Sala Goya aprobó por una amplia mayoría tomar las riendas del proyecto de modernización y ampliación de la zona regable que ha impulsado el Ayuntamiento de la localidad. El acuerdo adoptado faculta a la Junta para ‘iniciar los trámites para el estudio y formulación de memorias y anteproyectos de la ampliación del regadío social’. Una vez se dispongan de todos los datos se convocará una nueva Asamblea para decidir si se continúa con el proyecto.

El objetivo es ‘mantener a raya los costes energéticos’ de los regadíos por bombeo, tal y como apuntaba el presidente de la Comunidad Antonio Sanjuán. Con las actuales 1.100 hectáreas de cultivos a plena producción el sistema se encuentra al límite de aprovechamiento de las horas valle de tarificación eléctrica. Un nuevo incremento de hectáreas regables, algo que se producirá en breve, obligará a utilizar un horario con una tarificación superior incrementando, por tanto, los costes de producción.

Según los cálculos aportados en la Asamblea, al completarse las 1.534 hectáreas previstas, los costes por potencia contratada para hacer frente a la demanda se incrementarían hasta un 300 % mientras que la energía consumida lo haría hasta en un 200 %. Porcentajes que se traducen en unos 175 € por hectárea y año más de gastos reduciendo la rentabilidad de las explotaciones. Una situación que ha obligado a la Comunidad a ‘mover ficha para hacer frente al inevitable incremento de costes energéticos’.

La propuesta inicial pasaría por aumentar la capacidad de bombeo con un segundo punto de captación y una segunda tubería de mayor diámetro, construir un nuevo embalse a una cota mayor y que se abastecería por bombeo del actual, lo que permitirá regar por presión natural a cualquier hora además de ampliar la zona regable en unas 1.000 hectáreas, y plantear la utilización de energías renovables. Con estos elementos podrían mantenerse los aproximadamente 7 céntimos de euro que cuesta bombear un metro cúbico de agua desde el Embalse de Mequinenza para regar cultivos de alto valor añadido en la zona que generan empleo.

PUBLICIDAD

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*