Joaquín Olona conoce in situ el proyecto de ampliación de regadíos de Mequinenza

El consejero de Desarrollo Rural y Sostenibilidad del Gobierno de Aragón anunciaba la puesta en marcha de una Ley para la reducción del coste energético a los regantes.

 

olona ayuntamientoLa ampliación de regadíos en Mequinenza supondría más de 1.000 hectáreas de nuevos regadíos que complementarían las 1.500 existentes con lo que el número de beneficiarios alcanzaría los 315. El proyecto contempla, a grandes rasgos, aprovechar algunas de las infraestructuras existentes, ampliar la actual captación, construir una nueva balsa que permitiría el riego por gravedad y un nuevo ramal de distribución.

El concejal de agricultura, Antonio Sanjuán, se mostraba convencido de que es un proyecto viable y se detenía en el impacto económico en la última campaña de los actuales regadíos, con un volumen de negocio de 10 millones de euros y más de 100 puestos de trabajo. El proyecto es una apuesta decidida por la agroindustria en Mequinenza que demanda ‘una producción sostenida en el tiempo y sostenible a la que podríamos responder con la ampliación’ y por la puesta en marcha de un parque agroindustrial en la zona regable que ‘daría cabida a empresas del sector o cooperativas que nos lo demandan’.

Joaquín Olona, el consejero de Desarrollo Rural y Sostenibilidad del Gobierno de Aragón, en su visita a Mequinenza aseguraba que el proyecto transmitía confianza ‘porque lo que estáis planteando es generar valor añadido, renta y empleo, con ese enfoque no nos quedará otro remedio que apoyarlo’. Reconocía que el porcentaje de las ayudas públicas a estos regadíos sociales se reducirá ’entramos en una segunda etapa, en la que atendiendo a la realidad presupuestaria del Gobierno de Aragón, si queremos hacer regadíos de este tipo tendrá que ser con con un nivel de subvención que tendremos que reducir y aprovechando que en el sistema bancario hay disponibilidad de dinero a un precio de interés bajo’.

Además se refería a los costes energéticos y anunciaba la puesta en marcha de una Ley, que se está empezando a redactar con carácter de urgencia, para abaratarlos. El objetivo de la misma es ‘reducir el término de potencia contratada cuando no se utiliza, que ha supuesto una componente importante del encarecimiento de la factura’ e intentar facilitar que los periodos más baratos de energía sean más amplios con el objetivo de ‘reducir unos costes que se han multiplicado de forma injustificada’.

PUBLICIDAD

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*