Gerencia de Catastro lleva a cabo una actualización catastral en Mequinenza

Técnicos de la empresa Azimutal, debidamente acreditados, han iniciado ya los trabajos de campo tanto en rústica como urbana.

Con esta actualización catastral Gerencia de Catastro, órgano dependiente del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, pretende hacer florecer las modificaciones y nuevas construcciones que se han llevado a cabo y que no han sido dadas de alta voluntariamente en su momento actualizando los datos que obran en su poder. La medida se aprobó por una resolución de la Dirección General del Catastro, de conformidad con lo dispuesto en la disposición adicional tercera del texto refundido de la Ley del Catastro Inmobiliario, aprobado por Real Decreto Legislativo 1/2004, de 5 de marzo (BOE número 58, de 8 de marzo), y en el 4.1 del Real Decreto 256/2012, de 27 de enero, por el que se desarrolla la estructura orgánica básica del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas (BOE número 24, de 28 de enero).

Si se detecta alguna de esta situaciones se abrirá un expediente para hace constar la modificación cuya tramitación tiene un coste de 60 €, el mismo que debería haber pagado el propietario si en su día hubiera dado de alta voluntariamente la modificación o nueva construcción y no habrá sanción. En el caso de que la construcción esté en suelo urbano, además, se deberá abonar la diferencia del importe correspondiente al que se debería haber pagado en concepto de Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) en los últimos cuatro años como máximo, tal y como fija la ley, aunque la modificación o nueva construcción se haya llevado a cabo con anterioridad ya que se considera como prescrito.

La actualización catastral, que se lleva a cabo en cerca de 1.700 municipios de todo el Estado afectando a más de 7,4 millones de inmuebles, no supone, al menos por el momento, una revisión catastral, es decir, no se van a modificar los coeficientes que sirven para calcular el IBI. El objetivo es sacar a la luz construcciones que no se han dado de alta voluntariamente lo que supone un agravio respecto a los propietarios que si lo han hecho y que pagan los impuestos que les corresponden que revierten directamente en el municipio.

PUBLICIDAD

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*