Los mequinenzanos celebran el Día de Aragón en el ‘Poble Vell’ de Mequinenza

Los participantes en la tercera edición de ‘Sant Jordi al Poble Vell’ han descubierto el primero de los rótulos cerámicos que recuperan los nombres de las antiguas calles, el que corresponde a la Plaça d’Armes.

Cerca de 500 personas, una cifra superior a la del año anterior, han participado en las actividades programadas para celebrar el Día de Aragón y Día del Libro en el antiguo núcleo urbano de Mequinenza del que se conserva el trazado de sus calles y desde hoy también sus nombres. Coincidiendo con la celebración se ha instalado el primer monolito con el rótulo cerámico elaborado por la Asociación ‘La Dona’ que se corresponde con la Plaça d’Armes, lugar donde se ha servido el vermú final de fiesta que ha contado con las aportaciones de particulares y asociaciones.

vermutLas actividades arrancaban a las 10 de la mañana con los primeros viajes en tres turístico entre el núcleo urbano y el ‘Poble Vell’ que ha hecho  las delicias de los más pequeños que han disfrutado de un parque de hinchables en la Plaza del Museo de la Mina. La sala multimedia del Museo de la Historia ha sido el escenario de la presentación del libro ‘Ermitas, ermites, hermitages’ editado por la Asociación La Magia Cultural del Bajo/Baix Cinca y que se detiene en la ermita de Santa Agatoclia de Mequinenza de la que, tal y como se ha anunciado, se publicará en breve un grabado inédito en el que está trabajando Roger Comas.

A continuación se ha celebrado misa de campaña, cantada por el coro local, junto a las ruinas de la antigua iglesia de Mequinenza en la que el párroco Antonio Alberio ha pedido ‘que no seamos inmunes ante lo que está pasando en el mundo, porque es muy triste y lamentable que las personas sufran y padezcan más’ refiriéndose a los últimos episodios de inmigración. Por su parte la alcaldesa de Mequinenza, Magda Godia, se refería en las ruinas del ‘Poble Vell’ a la necesidad de poner en valor la historia del municipio ‘aquí hemos vivido parte de nuestra vida, aquí está nuestra historia, nuestros hijos y nuestros tienen que conocerla y nosotros tenemos que contársela y ponerla en valor’.

PUBLICIDAD

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*