Contrabando en Aragón: del tabaco al pescado

Contrabando en Aragón: del tabaco al pescado

El tabaco ha sido, tradicionalmente, el principal producto objeto de contrabando en Aragón. Sin embargo, la crisis ha extendido esta práctica ilegal a otros productos, principalmente al pescado. Así, la Benemérita ha intervenido en los últimos meses unas nueve toneladas de peces capturados ilegalmente en la zona del embalse de Mequinenza.
El pescado es trasladado a países del Este, donde es destinado al consumo humano
El pescado es trasladado a países del Este, donde es destinado al consumo humano

La crisis ha influido en las nuevas formas de contrabando que se dan en Aragón y aunque el tabaco ocupa un lugar importante, a éste se suma una nueva modalidad: el contrabando de pescado. Tal es así que en los últimos seis meses, la Guardia Civil ha intervenido cerca de nueve toneladas de peces capturados de forma ilegal en la zona del embalse de Mequinenza.

Carpas, siluros, luciopercas, carpines y black bass son los principales pescados intervenidos. Habían sido capturados durante la noche y por ciudadanos de países del Este, principalmente, utilizando redes de grandes dimensiones, un método ilegal. Por esos hechos han sido detenidas nueve personas e imputadas otras cuatro, todas ellas de nacionalidad rumana excepto una de nacionalidad china.

Una vez obtenida la mercancía, ésta era manipulada para ser transportada a Rumanía donde se destina al consumo humano, sin los debidos controles sanitarios y con el riesgo que esto supone para la salud, según han informado fuentes de la Benemérita.

Además de estas intervenciones en la zona del embalse de Mequinenza, la Guardia Civil ha localizado en Alcañiz una vivienda que algunos de los detenidos utilizaban como almacén del pescado. Allí limpiaban el pescado, lo manipulaban e introducían en cajas con hielo (producido por un generador) para su conservación. Después lo transportaban en furgonetas hasta Rumanía.

Más de 700 infracciones en materia de pesca

Desde julio a diciembre, el Seprona ha interpuesto más de 700 infracciones en materia de pesca, más de 230 de navegación, más de 190 de acampadas y 70 de otro tipo. Además se han intervenido 420 cañas de pescar, cinco embarcaciones, una furgoneta, y 84 redes con más de 10.000 metros de extensión en total.

En cuanto a pescado, se han intervenido alrededor de mil ejemplares de carpas, 80 siluros, 100 luciopercas y más de 300 ejemplares de otras especies. La última incautación de pescado se realizó el 15 de diciembre, en la provincia de Huesca, cuando fue localizada una furgoneta cargada con mil kilos de pescado capturado de forma ilegal. Esta mercancía ya estaba en su trayecto a Rumanía.

Markus Stegherr lleva 22 años viviendo en Mequinenza. Es el portavoz de la Asociación Ebro con Vida y uno de los impulsores de la pesca deportiva en la zona. “Al principio, en los años 90 estuvimos prácticamente solos y la pesca deportiva no existía”, recuerda Stegherr, quien apunta que “en los últimos diez años” ha visto llegar a “muchos extranjeros que trabajan en España” para pescar los ejemplares del embalse de Mequinenza.

En los últimos meses, la Guardia Civil ha intervenido en Aragón más de 7.000 cajetillas de tabaco de contrabando
En los últimos meses, la Guardia Civil ha intervenido en Aragón más de 7.000 cajetillas de tabaco de contrabando

“Ellos comen el pescado de agua dulce, es tan normal como para nosotros el bacalao, por ejemplo”, explica Stegherr, quien apunta que “no hay ninguna ley que prohíba pescar esos peces y comerlos”.

¿La crisis ha influido? “Sí, ha favorecido todo esto”, es la respuesta de Stegherr, quien considera que la administración “ha perdido el control” y que se ha hecho “mucho daño” a un gran volumen de pescado.

Además, Markus Stegherr asegura que la captura ilegal de pescado genera una “mala fama” que repercute en el turismo de pesca deportiva. Estima que “unos 6.000 pescadores extranjeros” visitan Mequinenza cada año y teme que la pesca furtiva acabe con un buen número de ellos.

“La gente que ha contratado un viaje hasta Mequinenza para disfrutar de la pesca deportiva me llama preocupada e incluso piensan en anularlos pensando que ya no quedan peces”, señala Stegherr, quien insiste en que donde más se da la pesca furtiva es en Caspe o Escatrón, “no en todo el embalse”.

“No hay ningún sitio como Mequinenza donde se puedan pescar siluros de más de 100 kilos, carpas de más de 30 kilos o luciopercas de más de diez kilos. Es un paraíso de pesca y hay que proteger estos peces”, apunta Stegherr, quien defiende que los asiduos a la pesca deportiva.

El mundial de Carpfishing de Caspe, en peligro

La práctica del contrabando de pescado ha puesto en alerta a los vecinos de Caspe, que miran con recelo la celebración del Mundial de Carpfishing que tendrá lugar en octubre de este año. La presidenta de la Sociedad Deportiva de Pesca de Caspe, Luisa Serra, advierte de que la pesca furtiva les afecta “muy negativamente” y lamenta que, pese a la vigilancia del Seprona y las últimas detenciones, “la actividad no mengua”.

Casi una tonelada de caracoles fueron incautados por la Benemérita en Ejea de los Caballeros
Casi una tonelada de caracoles fueron incautados por la Benemérita en Ejea de los Caballeros

“No nos dejan repoblar y va a llegar un momento en el que vamos a perder el ciclo de los peces porque se llevan todo, les da igual el tamaño, el tipo de pez…”, explica Serra, quien advierte de que, “si sigue este ritmo, en un par de años ya no quedará nada”.

En el año 2011, Caspe acogió un campeonato de Carpfishing que concluyó con la pesca de “más de cuatro mil kilos y pico de pescado que se devolvieron íntegros al río”. En 2014 se repitió este certamen pero sólo se logró capturar “una tonelada escasa”, explica Luisa Serra, quien lamenta la situación y exige a las autoridades que tomen medidas.

Más de 7.000 cajetillas de tabaco intervenidas

En cuanto al contrabando de tabaco, tras las últimas incautaciones llevadas a cabo en la AP-2, la Guardia Civil ha intervenido un total de 7.748 cajetillas de tabaco durante su transporte. Este tabaco presuntamente obtenido en Andorra la Vella era transportado en vehículos con destino a Jaén y Madrid. Su valor en el mercado superaría los 34.500 euros.

Carecía de las marcas fiscales o precintas acreditativas de haber satisfecho el impuesto correspondiente en España o documento justificativo de su pago, documentos necesarios dado su carácter de género estancado sometido a fiscalidad específica.

El pasado 30 de diciembre, la Guardia Civil intervino 3.498 cajetillas de tabaco durante su transporte entre La Seu de Urgell y Madrid y se detuvo a dos hombres, uno español y otro búlgaro, como presuntos autores de un delito contra la Hacienda pública. El valor de la mercancía ascendía a más de 15.000 euros en el mercado.

Los dos detenidos realizaban el transporte de dicha mercancía ya que, presuntamente, una tercera persona les había encargado realizar dicho trabajo por el que habían obtenido cada uno la cantidad de 150 euros, además de los gastos del viaje.

En otra actuación, el 18 de diciembre, fue detenida una persona que transportaba 4.250 cajetillas de tabaco desde Barcelona a Jaén. También se le imputa un delito contra la Hacienda pública.

Las nuevas formas de contrabando se extienden también al comercio ilegal de rebollones. El pasado 7 de noviembre, agentes de la Guardia Civil intervinieron una tonelada de esta seta en un control en la A-2 a la altura de Pina de Ebro.

Controles de calidad

Más de 800 kilos de rebollones fueron intervenidos sin permisos sanitarios en Calatayud
Más de 800 kilos de rebollones fueron intervenidos sin permisos sanitarios en Calatayud

Para controlar la calidad de los productos que llegan a los consumidores, la Guardia Civil realiza controles periódicos en los establecimientos. Por ejemplo, en la provincia de Zaragoza, entre los días 8 y 14 de diciembre, se realizaron un total de 17 inspecciones en distintos establecimientos. Destaca la incautación de más de 1.000 kilos de caracoles en una empresa de Ejea de los Caballeros que se iban a introducir en la cadena alimentaria sin el correspondiente registro sanitario.

Durante estas inspecciones se formularon un total de 22 infracciones administrativas puesto que en alguno de estos establecimientos se vendían productos caducados o no estaban etiquetados en castellano y algunos propietarios de los mismos carecían del carnet de manipulador de alimentos.

Sobre los riesgos del contrabando para el consumidor, el presidente de la Unión de Consumidores de Aragón, José Ángel Oliván, explica que “comprar productos alimenticios fuera de los canales habituales puede generar problemas de seguridad alimentaria”. En el caso del tabaco, Oliván advierte de la posible “pérdida de calidad o frescura” de los cigarrillos de contrabando.

Sobre los problemas de seguridad alimentaria, Oliván señala que algunas de las principales quejas recibidas en la UCA responden a intoxicaciones en establecimientos hosteleros por la “mala manipulación de alimentos” y, en otros casos, por el consumo de carne de caza que no ha pasado los controles necesarios. En general, según señala Oliván, “la calidad está garantizada”.

Fuente; AragónDigital.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *