Las infracciones de pesca en los embalses de Mequinenza y Ribarroja ya superan las 600

Los tipos de infracción más frecuentes son las de pescar sin licencia o con artes ilegales.

 

    pescadoresLas infracciones de pesca superan los 600 expedientes sancionadores en los embalses de Mequinenza y Ribarroja, según ha informado el Departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón. En concreto, ya se superaban los 640 expedientes en dichos emplazamientos a fecha de 31 de julio, donde ha habido un aumento de la vigilancia del Plan de Inspección anual.

    Esta vigilancia se lleva a cabo por efectivos de la Guardia Civil (298 expedientes), Agentes de Protección de la Naturaleza del Gobierno de Aragón (144 expedientes), guardas de campo (188 expedientes), y personal de otras dependencias y servicios del Gobierno de Aragón (5 expedientes), además de otras administraciones (8). El director general de Conservación del Medio Natural, Pablo Munilla, ha destacado que estos dos embalses son “emblemáticos” para “el desarrollo de una tipología de pesca, muy atractiva, sobre todo para pescadores europeos”.

    “Esta preocupación ha generado instrucciones específicas al respecto a los APN, así como un trabajo coordinado con la Guardia Civil y los gestores del Coto Deportivo del Embalse de Ribarroja para ejercer una mayor presión a través de la propia vigilancia“, ha apuntado. Esta nueva situación se ha traducido en un incremento de expedientes sancionadores del 15 por ciento sobre el año 2013 y mas del cien por cien sobre los abiertos en 2011.

    Los tipos de infracción de pesca más frecuentes son las de pescar sin licencia o sin permiso del coto en Ribarroja, pescar con artes ilegales (cebos prohibidos, redes, anzuelos no permitidos), con más cañas de las autorizadas, fuera de horarios autorizados, cebados ilegales de aguas, uso de rejones para mantener los peces, tenencia de especies exóticas vivas, incumplimiento de la normativa de navegación y desinfección de embarcaciones y elementos. Asimismo, son frecuentes las acampadas ilegales y uso del fuego ligado a esas acampadas.

    Además, anualmente se retiran y eliminan del embalse numerosas redes de las que no se llega a descubrir la titularidad o responsabilidad sobre las mismas. En 2013 se extrajeron y eliminaron 46 tramos de redes. Cada tramo de red tiene una longitud mínima de unos 50 metros lineales aunque en ocasiones son longitudes superiores a los 100 metros.

    También son habituales los decomisos de pequeñas redes, rejones y viveras usadas para la captura y tenencia de peces para cebo o de las especies pescadas en vivo. Durante 2013 se decomisaron 152 de estos elementos por parte de los Agentes de Protección de la Naturaleza.

    En relación a los efectos decomisados en denuncias de pesca, sobre todo cañas, carretes, viveras y rejones, durante 2014 se ha puesto en marcha en la provincia de Zaragoza un almacén central de depósito, en el que los efectos de este tipo incautados en denuncias administrativas efectuadas tanto por números de la Guardia Civil como APN u otros servicios, dentro de la provincia zaragozana, quedan depositados en él, bajo la custodia del Gobierno de Aragón hasta la finalización del expediente sancionador. En dicho almacén se custodian alrededor de 1.300 cañas decomisadas en los últimos años.

    Además de los datos de denuncias efectuadas en los embalses de Mequinenza y Ribarroja, los APN del entorno realizan numerosas inspecciones del ejercicio de la pesca que no derivan en expedientes sancionadores.
    Así, durante el año 2013, los Agentes de Protección de la Naturaleza de la zona de Caspe realizaron 293 inspecciones rutinarias a pescadores.

    PUBLICIDAD

    Sé el primero en comentar

    Dejar una contestacion

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


    *