Finalizan las tareas de retirada de troncos y ramas en el cauce del Segre en Mequinenza

 

 

Algunos de los troncos retirados han superado las 6 toneladas de peso lo que da una idea de su tamaño.

La empresa COPISA ha dado por finalizados los trabajos encargados por Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), que consistían en la retirada de troncos y ramas acumulados en la desembocadura del río Segre frente al núcleo urbano de Mequinenza provenientes de las crecidas del Cinca y el Segre. Las tareas se iniciaron el pasado jueves y se prolongaron hasta ayer.

El procedimiento que se ha utilizado es el de remolcado.  Un barco de gran potencia desencallaba y arrastraba los troncos, que en algún caso han superando las 6 toneladas de peso, a la orilla donde una grúa los depositaba en un camión para su posterior transporte. La presencia de estos obstáculos en el cauce ha favorecido que se depositen más sedimentos de los que ya habitualmente se depositan en la zona sobre la que se ha actuado, de unos tres kilómetros de longitud en la desembocadura del Segre en el Ebro, por lo que habrá que esperar a que el río acabe de arrastrarlos para ‘disolver’ las acumulaciones detectadas.

En los próximos días, cuando baje el nivel del embalse de Ribarroja, se verá realmente si los trabajos que se han llevado a cabo cumplen las expectativas aunque, a primera vist,a parece que se ha conseguido el objetivo previsto de mejorar la seguridad en el tramo para el tráfico de embarcaciones a pocos días de la celebración del Descenso Internacional del Cinca en Piragua con meta en Mequinenza en el que participarán 800 palistas.

PUBLICIDAD

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*