Urgen medidas para poner fin a las prácticas ilegales de pesca en el Mar de Aragón

La retirada de siete redes ilegales por parte de varios miembros de la Sociedad Deportiva de Pesca en las aguas del embalse de Mequinenza, la pasada semana, ha puesto en jaque a los pescadores de la zona. Reivindican medidas con las que poner fin a las prácticas ilegales que día tras día se registran en el Mar de Aragón.

«El ambiente está muy caldeado y cada vez somos más las personas que decimos que el embalse no puede seguir sufriendo este tipo de atrocidades. No descartamos futuras movilizaciones, porque es necesaria la inmediata acotación», comenta Luisa Serra, presidenta de la Sociedad Deportiva de Pesca.

Los hechos, que han colmado la paciencia de estos deportistas, se registraron durante la jornada del jueves. Varios pescadores se encontraban en el centro del embalse practicando este deporte. Algunos de ellos se percataron de la presencia de dos redes. Inmediatamente se avisó a los agentes del Seprona, que se personaron en el lugar. Acompañados de varios pescadores, extrajeron del agua estas trampas ilegales, hasta un total de siete, que llegaban a medir cerca de 8.000 metros. Atrapadas en ellas se encontraban cantidades ingentes de siluros, lucio percas y carpas. «Llegamos con una sola barca y al finalizar la tarea estábamos cuatro embarcaciones. El estado de los peces era lamentable. Una verdadera vergüenza. Si continuamos así, en cinco años acabaremos con la fauna de este embalse», lamenta la presidenta de la asociación.

Por este motivo, los colectivos no descartan futuras movilizaciones. «En estos momentos nos encontramos en plena organización del Campeonato de España de Pesca que se celebrará la próxima semana. Sin embargo, una vez pase este acontecimiento deportivo será momento de juntarnos y decidir qué hacer. El tiempo corre y nosotros continuamos esperando. Treinta años llevamos sin soluciones», añade Serra. La representante de la entidad afirma además que estas actuaciones contarían con la presencia de pescadores de parte de la geografía nacional e incluso mundial. «Son muchos los deportistas que vienen hasta el Mar de Aragón que nos muestran su absoluto apoyo ante esta situación. Hemos recibido ánimos de deportistas de Holanda, Alemania también de Galicia, Castilla La Mancha y, sobre todo Cataluña», cuenta.

Las prácticas ilegales en el Mar de Aragón no son hechos aislados. En los últimos meses, se han hecho públicas varias tropelías registradas en sus inmediaciones. Entre las más destacadas está la incautación de 2.000 kilos de pescado el pasado mes de julio por parte de la Guardia Civil para su posterior consumo humano. Aunque, no se trata del único. «Las dos toneladas de pescado y la incautación de estas redes son actuaciones que se han hecho públicas. Aunque, desgraciadamente, quiénes estamos día a día en las aguas del embalse nos damos cuenta de muchas más», aseguran fuentes de esta asociación. Todos lamentan que los autores de estos hechos no puedan ser imputados por delitos de carácter medioambiental, al no tratarse de una paraje protegido.

Silencio administrativo
Desde la Dirección General del Medio Natural mantienen un discreto silencio. Aseguran que los trámites necesarios para modificar la Ley de Pesca de Aragón se encuentra en proceso administrativo y que las alegaciones al proyecto continúan estudiándose tras año y medio de la presentación oficial de la figura del Coto Deportivo Mar de Aragón. Tal y como ya adelantó LA COMARCA el motivo principal de este retraso es realizar modificaciones en la normativa de pesca vigente, ya que existen incompatibilidades con el proyecto. Concretamente, las discrepancias se sitúan en que la ley no permite acotar una superficie superior a los seis kilómetros, mientras que en el embalse posee más de 600 kilómetros de superficie.
Todo ello, a menos de un año de la celebración de las elecciones municipales y autonómicas. Por lo que todo apunta a que estos cambios en la normativa para una posible acotación podrían quedar relegados para la siguiente legislatura. Temor que ya han reflejado pescadores, deportistas y empresarios de la zona. En contra también se han mostrado varios de los ayuntamientos implicados. En el caso del consistorio caspolino, el equipo de gobierno, formado Compromiso por Caspe, Partido Aragonés y Partido Popular, presentaron en el último pleno una moción para solicitar al Gobierno de Aragón una mayor premura en la acotación del Mar de Aragón. Estas formaciones políticas presentaron la misma moción en el pleno de la comarca del Bajo Aragón – Caspe. «No podemos continuar con esta situación. Llevamos demasiado tiempo pidiendo el coto», asegura el presidente de la institución comarcal, Carlos Jerónimo Alastuey.

300 denuncias en 2013

El embalse de Mequinenza es una de las zonas de Aragón donde se registran un mayor número de infracciones de carácter medioambiental. Durante el 2013 se interpusieron un total de 312 denuncias. En la mayoría de los casos fueron interpuestas por utilizar más cañas de pesca de las permitidas, pescar con cebo vivo con anguilas y alburnos cuando sólo se permite hacerlo con sardina. Además deel uso de embarcaciones ilegales, la realización de fuego o acampadas ilegales.

PUBLICIDAD

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*