Los mineros de Mequinenza confían en negociar una salida “digna” con el árbitro concursal

mineros andorraLas facultades de administración y disposición de Carbonífera del Ebro quedan supeditadas a un administrador concursal. Los diez trabajadores que continúan en la empresa en Mequinenza esperan negociar con este árbitro unas buenas condiciones de salida tras dos años de incertidumbre.

 

El Boletín Oficial del Estado publica este sábado el edicto del Juzgado de lo Mercantil número 1 de Zaragoza por el que se establece la intervención de las facultades de administración y disposición de Carbonífera del Ebro, que requerirá a partir de ahora de autorización de la Administración Concursal.

El presidente del comité de empresa de la mina de Carbonífera del Ebro en Mequinenza, Francisco Montull, confía en poder negociar con el árbitro concursal “para poder hacer un cierre como Dios manda”.

“La empresa estaba jugando con nosotros y con el Gobierno de Aragón y ha habido que pararle los pies, porque querían irse de rositas sin pagar un duro a nadie. Después de dos años hemos llegado aquí y esperamos que se haga un plan de cierre aunque sea con poder concursal, porque se puede hacer porque no se debe ni un duro a la Seguridad Social ni a Hacienda”, ha considerado Montull, que espera que de este modo, los diez trabajadores que siguen vinculados a la empresa se vayan “de la mejor manera posible dentro de lo malo”.

Las condiciones de cierre de Carbonífera ya están en el Ministerio de Industria y el Instituto de la Minería ya ha avalado el de la parte catalana, pero ése no es el caso de Mequinenza, ya que falta documentación a presentar por parte del Instituto Aragonés de Gestión Ambiental (Inaga).

Ahora, ha explicado Montull, se negocia con la DGA y Madrid para encontrar una solución y comenzar el cierre ya. Un total de 26 trabajadores ya salieron de la empresa y se han pedido 35 días por año más 10.000 euros de indemnización al Ministerio por pertenecer al sector minero. Eso será a partir del martes.

PUBLICIDAD

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*