El veto de Rusia a los alimentos europeos supone una “catástrofe” para el campo aragonés

El veto de Rusia a los alimentos de la UE supone un varapalo para el campo aragonés. Ésta absorbe el 30% de la producción de melocotón rojo, nectarina, paraguayo y cereza de la Comunidad Autónoma cada año, y también se notará en las exportaciones de porcino. UAGA califica la situación de “catástrofe”.
Ana Sirvent Artal
imprimir correo
El sector porcino también se verá afectado de manera importante
El sector porcino también se verá afectado de manera importante
además…

La reciente prohibición decretada por Rusia que impide la entrada de productos alimenticios importados de la Unión Europa, EE.UU., Australia, Canadá y Noruega podría perjudicar gravemente al sector de fruta de hueso ya que el mercado ruso absorbe entre el 30% y el 40% de la producción anual de melocotón rojo, nectarina, paraguayo y cereza de toda la Comunidad Autónoma. También es de relevancia la exportación de porcino aragonés a este país.

Una prohibición que comienza a hacerse efectiva hoy y desde UAGA aseguran “desde ayer se están cancelando envíos de productos hortofrutícolas españoles a Rusia”. El responsable del Sector de Fruta de UAGA a nivel nacional, el aragonés Vicente López, ha sido contundente en su valoración al calificar esta noticia de “catástrofe económica para Aragón, no solo para la agricultura” que ya empieza a ser efectiva, y teme que incluso los camiones que hayan partido hace varios días a Rusia, “no van a poder entrar en el país y van a tener que darse la vuelta. Estamos hablando de cientos de camiones”.

A la campaña de fruta 2014, que hasta el momento se había comportado bien “incluso Rusia había aumentado su nivel de compra respecto a años anteriores”, según López, aún le queda un mes por lo que el efecto económico se dejará notar de inmediato. Pero el mayor miedo del sector es que el veto, tal como ha anunciado el primer ministro ruso, Dimitri Medvédev, dure un año. Situación que pondría en grave peligro la campaña de 2015 porque le afectaría casi por completo.

En cuanto a la situación del porcino aragonés, el responsable de Asaja, Fernando Luna, considera que “no debemos ser alarmistas pero sí estar espectantes”. Luna confía en que éste sea un órdago de Rusia y espera que sea inviable esta prohibición. Su mayor temor, ante el que asegura “estaremos vigilantes”, es que la situación de tensión “sea utilizada por algunos para especular con el producto”.

Una decisión que ha tomado el país ruso en respuesta a las sanciones impuestas por estos países a altos funcionarios, bancos, empresas y petroleras rusas a causa del papel adoptado por el Gobierno de Vladímir Putin ante el conflicto de Ucrania y su presunto apoyo encubierto a las milicias pro-rusas.

Ya lo avisó López a principio de junio, al hacer el clásico balance de perspectiva de producción y venta de la temporada frutícola de la Comunidad Autónoma, cuando aseguró que este conflicto bélico podía perjudicar de forma intensa a las exportaciones aragonesas.

López avisaba ya entonces de que, no solo es de importante relevancia la cantidad de producción que absorbe el mercado soviético, sino que éste también destaca por la alta calidad de los productos que demandan, siendo un comercio de alto valor y, por ello, recalcaba la importancia de protegerlo y conservarlo, y las consecuencias para el sector si la tensión internacional se incrementaba.

En estos momentos, López ha denunciado que el sector agrario “se ve zarandeado” por esta situación y “carece de medidas de gestión” para combatirla. Acusa también a la PAC de haber ido “debilitando” las medidas de regulación y, por ello, “en cuanto hay un problema con un país tercero las consecuencias se ven de manera inmediata”. Asegura que “en estos momentos Turquía se está frotando las manos porque absorberá gran parte de la demanda rusa de un importante número de productos”.

Consecuencias que se dejarán notar especialmente en la fruta, siendo el producto alimenticio europeo más consumido por los rusos, un total de 158 mil millones al año. A este le siguen otros productos como la carne, con 116 mil millones, entre los que destaca el porcino, y las frutas y hortalizas transformadas, con 89 mil millones.

PUBLICIDAD

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*