El fiscal pide al juez que obligue a la comarca del Bajo Cinca a celebrar plenos cada mes

    Hace casi año y medio que el equipo de gobierno PAR-PP no convoca sesiones ordinarias, después de quedarse en minoría.

    Un año y cinco meses lleva el equipo de gobierno de la Comarca del Bajo Cinca (PAR-PP), que se encuentra en minoría, sin convocar plenos ordinarios. Ante esta situación, la oposición (PSOE) decidió interponer un contencioso administrativo y tras ser consultada, la Fiscalía acaba de solicitar al Juzgado que declare la obligación de la institución supramunicipal a celebrar sesiones mensuales.

    Para determinar la periodicidad, el Ministerio Fiscal se apoya en el propio acuerdo aprobado en el pleno de organización del Consejo Comarcal y tras estudiar la información aportada, coincide con las críticas de los socialistas al considerar que durante este tiempo han sido «vulnerados los derechos de participación, información y control de los cargos públicos». En concreto, la última sesión tuvo lugar el 7 de noviembre de 2012 y desde entonces, solo se han llevado a cabo contadas convocatorias extraordinarias, en las que la oposición «ha tenido muy limitada su capacidad de participación y control», apuntó el portavoz del PSOE, José Evaristo Cabistañ, que se mostró «satisfecho» con la resolución del fiscal.

    En su opinión, la actitud del presidente comarcal, Francisco García (PAR), que declinó hacer declaraciones, «impide el funcionamiento democrático de la institución y obstaculiza nuestra labor». El equipo de gobierno de la Comarca se encuentra en minoría desde que el consejero Adolfo Navarro, del PAR, decidiera abandonar la formación.

    En concreto, la marcha del trásfuga, que mantiene su cargo como consejero no adscrito, se produjo en diciembre de 2012 y desde entonces, no han sido convocadas nuevas sesiones ordinarias. Actualmente, la coalición PAR-PP suma idéntico número de consejeros que el PSOE (12) y por lo tanto, ha perdido su mayoría y el voto del trásfuga resulta decisivo. No obstante, esta situación podría variar en el próximo pleno extraordinario, que ha sido convocado para el próximo lunes y en el que se pretende abordar, entre otros 13 puntos, la aprobación de los nuevos presupuestos.

    Dentro del orden del día, el primer asunto es la toma de conocimiento de la renuncia de la consejera comarcal del PSOE, Magda Godia (alcaldesa de Mequinenza), que deja su puesto para asumir su acta en la Diputación Provincial de Zaragoza. Aunque la renuncia fue presentada el 23 de enero, el PSOE denuncia que se ha postergado hasta ahora e, incluso, se pretende reducir la representación socialista.

    De hecho, tal y como está planteado el orden del día, cabría la posibilidad de que la consejera comarcal tuviera que ausentarse del pleno tras constatarse su renuncia, lo que daría mayoría a la coalición PAR-PP. «Quieren aprovechar esta circunstancia de forma malintencionada e, incluso, rozando la ilegalidad, ya que deberían haber convocado hace tiempo un pleno extraordinario para la renuncia y de forma posterior, la toma de posesión de la nueva consejera», manifestó Cabistañ.

    El PSOE está estudiando la situación con sus asesores legales y tratará de evitar «esta maniobra, que atenta contra el normal funcionamiento democrático de la institución», dijo Cabistañ.

    PUBLICIDAD

    Sé el primero en comentar

    Dejar una contestacion

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


    *