Un Jurado juzgará en marzo el asesinato del empresario catalán Jordi Milian, asesinado en Monegre

asesinatojordimilianUn Jurado Popular juzgará en marzo el asesinato del empresario catalán Jordi Milian, ocurrido en mayo de 2011 en una nave de la localidad de Mequinenza. La Fiscalía pide 18 años y medio de prisión para el autor de este crimen, Óscar Molina Valle, quien confesó los hechos a su hermana. La víctima murió de dos disparos.
imprimir correo

 

 El asesinato del empresario catalán Jordi Milian, en mayo de 2011 en Mequinenza, se juzgará del 10 al 13 de marzo en la Audiencia Provincial de Zaragoza. Para ello, será necesario constituir un Jurado Popular que decidirá la culpabilidad o inocencia de Óscar Molina Valle.

El procesado se enfrenta a 18 años y medio de prisión que pide la Fiscalía por los delitos de asesinato y contra la seguridad vial, si bien la acusación particular, ejercida por el abogado José María Viladés, sube la pena 21 años y tres meses de cárcel por los mismos delitos que el Ministerio público, aunque añade la tenencia ilícita de armas.

El crimen tuvo lugar en una nave industrial situada en el paraje denominado como Monegre. Allí, según las acusaciones, comenzaron a discutir Jordi Milian y Óscar Molina Valle cuando, de repente, Jordi Milian se agachó al suelo. En ese momento el procesado acercó la pistola a la espalda de la víctima y le pegó un tiro que le provocó el estallido de la masa intestinal.

Instantes después, al parecer, el procesado volvió a dispararle en el pómulo izquierdo, quedando el proyectil en el interior del cráneo de Jordi Milian.

El cuerpo sin vida del empresario fue encontrado por la pareja sentimental de la víctima, quien acudió más de cuatro horas después y que, inmediatamente, llamó a la Guardia Civil.

Tras los hechos, según Fiscalía, Óscar Molina Valle abandonó inmediatamente la escena del asesinato, llevándose el arma, unas llaves de la casa de Terrasa del fallecido, así como un vehículo con el que huyó hasta Rubí (Barcelona). No tenía permiso de conducir.

Unos hechos que fueron confesados por parte del encausado a un amigo y a su hermana. El arma homicida nunca ha sido encontrada.

PUBLICIDAD

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*