Chesús Yuste pide soluciones a la mina de Mequinenza

 

El diputado de CHA por la Izquierda de Aragón, Chesús Yuste,  solicita a la Diputación Permanente del Congreso que comparezca el  ministro de Industria y aporte soluciones a la mina de Mequinenza.Yuste indica que el Boletín Oficial del Estado  publicado ayer “incluye la corrección de errores  de la Resolución de 30 de diciembre de 2013, de la Secretaría de  Estado de Energía, por la que se fijan las cantidades de carbón, el  volumen máximo de producción y los precios de retribución de la  energía, para el año 2014, a aplicar en el proceso de resolución de  restricciones por garantía de suministro, pero sigue sin aparecer  Carbonífera del Ebro, a pesar de las alegaciones correspondientes para  subsanar este error, sin embargo sí se ha rectificado con otras  empresas”. “De este modo”, a juicio del diputado aragonesista,” la  situación se complica más todavía para el futuro de la cuenca minera  de Mequinenza y de los puestos de trabajo, ya que les dejan en una  situación de indefinición, en un “auténtico limbo”,  al no estar ni el  Real Decreto de Garantía por Suministros del 2014, ni haber salido en  la convocatoria de ayudas al cierre de 2013″.

Por este motivo Chesús Yuste ha solicitado que se convoque la  Diputación Permanente del Congreso de los Diputados, dado que, según su partido, “no ha  comenzado todavía el periodo ordinario de sesiones del pleno, para que  se vote la propuesta de convocatoria extraordinaria de la Comisión de  Industria, Energía y Turismo, con un solo punto en el orden del día:  comparecencia urgente del ministro de Industria para exponer medidas a  tomar para garantizar el mantenimiento de los puestos de trabajo de la  empresa Carbonífera del Ebro ubicada en Mequinenza”.

El diputado aragonesista recuerda que “es un tema que ya venimos  arrastrando desde hace tiempo debido a la pasividad del Gobierno de  Rajoy”. El pasado mes de febrero de 2013 Chesús Yuste visitó las instalaciones de la empresa en Mequinenza para  conocer directamente la situación y del proceso de negociación con el  ministerio, desde que, el 1 de enero del año pasado, cerró la central  térmica de Escucha y la cuenca de Mequinenza se paralizó.

CHA indica que “el futuro de la Carbonífera del Ebro,  constituida en 1880 y  la  única empresa minera que queda en la cuenca de Mequinenza, sigue, de  este modo, en el aire tras la desconexión el pasado 31 de diciembre de  2012 de la central térmica de Escucha, a la que suministraba su  producción. La supervivencia de la compañía, que emplea a más de  50  trabajadores, pasaba por destinar el carbón que extrae a la térmica de  Andorra, propiedad de Endesa, que se ha descartado por el propio  Ministro Soria en el pleno del Congreso”.

“En su día ya se advirtió que el borrador de Resolución de la  Secretaría de Estado de Energía por la que se fijan las cantidades de  carbón, el volumen máximo de producción y los precios de retribución  de la energía, para el año 2013 a aplicar en el proceso de resolución  de restricciones por garantía de suministro, no se definía un cupo de  carbón para Carbonífera del  Ebro, lo que abocaría a la cuenca minera  de Mequinenza al cierre inmediato (cinco años antes del horizonte  fijado por la Unión Europea), destruyendo 50 puestos de trabajo y  la  actividad económica de un  pueblo ligado históricamente al carbón”, apunta CHA.

PUBLICIDAD

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*